Cuitláhuac busca sacar a Mónica

DE PRIMERA MANO  Omar Zúñiga

*Jacobo Domínguez: el voto venganza

*Dejan fuera al PRI Veracruz al Senado

*Los presentes del PVEM con Nahle

“Ahí dice, eeete, el de… el de Duarte, no sé.., puede ser Iván Hillman. Puede ser eeete, no sé… pues esas trequiñuelas (sic) que se hacían, pero se les olvida, ¡ah, ya sé! ya sé qué hace, quién sabe, ya sé quién sabe: ¡Pepe Yunes!, pregúntenle ahí, digan oiga, este, aclare, oiga una duda quién era este… ¡¿quién se quedó con las cajas de huevo?! Este hay que preguntarle. Oiga, ya de paso díganos quién se quedó con las cajas de huevo. Ya usted sí sabe, o sea, ya. Si usted no sabe, entonces a ¿qué aspira ser, este, gobernador?

No, no este. Pero pues andaba Pepe, Héctor y todos ellos.

Entonces puede que, preguntarle a este, Pepe (Yunes) dónde quedaron las cajas de huevo. Pepe (Yunes).”

Esto que parece un galimatías (que de hecho lo es) salió –una vez más- del extraordinario razonamiento de Cuitláhuac García Jiménez, el pasado lunes en su mañanera región 4.

En su faceta de bufoncillo, puso al aire una supuesta conversación entre el exgobernador Javier Duarte y su tesorero Tarek Abdalá, que sin defender a nadie pues no se defiende lo indefendible, se necesita tener un razonamiento verdaderamente estúpido para pensar que esa conversación es real y que se trasladaron 3 mil millones de pesos en efectivo en cajas de huevo, dicho explícitamente por Duarte.

Sin embargo ese diálogo ficticio sirvió de pretexto para que el gobernador le echara encima la maquinaria a Iván Hillman Chapoy, militante priista exalcalde de Coatzacoalcos y exdelegado de Conagua, pero que también es esposo de Mónica Robles.

La familia de Mónica y la del presidente son amigas, no es nada nuevo y ella personalmente es seria aspirante a ir en la fórmula con Manuel Huerta al Senado, y Cuitláhuac pensó que era buena idea madrear a Hillman para afectar a Mónica y que Dorheny García Cayetano resulte beneficiada en su

aspiración a esa posición. Por cierto este martes presentó su renuncia a la Secretaría del Trabajo.

Todo un erradero.

 

Ese es el panorama electoral adelantadísimo que en nada abona a la democracia y el botón de muestra es la elección de Argentina, donde el ultraderechista Javier Milei arrasó en las urnas y de quien el especialsita en Derecho Electoral, mi querido Jacobo Domínguez Gudini, hace la siguiente reflexión:

 

“MILEI, EL TRIUNFO DE ODIO Y EL VOTO VENGANZA.

 

La ventaja entre Milei y Massa, el candidato perdedor de la segunda vuelta en las elecciones presidenciales 2023 fue de diez puntos. Victoria clara, contundente.

El elector argentino, el país latinoamericano que más lee, con el nivel cultural/escolar más alto de la región, ha sucumbido a la arenga del odio.

El argentino promedio que votó a Milei, en general no sabe de economía, ni puede diferenciar el alcance de sus propuestas, dice el Washington Post. Pero lo que sí puede, es sentir su odio.

Y lo comparte: frustración, mentiras, percibe al Gobierno como causante de su ‘malestar’. Y a los gobernantes como los facinerosos que lo provocaron.

Entonces su voto no es una elección. No es una experiencia de su voluntad por un hacer, por un proyecto. No le importa. El argentino promedio quiere una revancha. Y vota a Milei. El ‘voto venganza’. El voto por el apetito de destrucción, del Status Quo.

Y lo lograron. Hay una venganza pública, de sus rencores privados. El Kirscherismo es expulsado del Olimpo de cantera rosa.

¿Qué pasará ? ‘Los monstruos llegan antes del amanecer’ diría Gramsci. O quizá nada. Será todo igual, culpando a los que se fueron de los males. Al Congreso de no aprobar las reformas vitales y necesarias, sólo será un engaño más.

Por eso la venganza es un plato que se come frío. Es, como dice Sabina, un ‘helado de fresa’. Que en las elecciones, por su naturaleza, suele derretirse”.

¿Le suena conocido el discurso?

 

*****

 

Y mientras Cuitláhuac les marca la agenda, el PRI de Alito Moreno sigue socavando a su partido a diestra y siniestra.

Este martes 21 se hizo pública la renuncia de Renato Alarcón Guevara al tricolor en Veracruz.

Quien fuera presidente del CDE estatal manifestó que más allá de que el campechano sea el salvador, en realidad es el enterrador de su partido. No es poca cosa, aunque quieran minimizar esta renuncia, se suman de poco de personajes emblemáticos, bien que mal, recientemente Adrián Rubalcava en la Ciudad de México; el exgobernador de Oaxaca Alejandro Murat; Miguel Ángel Osorio, Eruviel Ávila, Claudia Ruiz Massieu, Jorge Carlos Ramírez Marín y un largo etcétera. El común denominador es el mismo: Alejandro Alito Moreno.

Urge el tejido fino, la operación política, entrarle al toro por los cuernos, sin miedo de dialogar con tirios y troyanos. Urge.

Para documentar el optimismo, este martes también se da a conocer la noticia de que el tricolor es relegado en la carrera al Senado, al haber cedido Alito la posición al PAN en primera fórmula y PRD en la segunda.

Aunque esto lleva a pensar que será el priista Pepe Yunes quien abanderará al Frente en la búsqueda por la gubernatura.

Asimismo, se conoció cómo quedarían las candidaturas a las diputaciones federales:

Pánuco PAN; Álamo PAN; Cosoleacaque PRI; Boca del Río PAN; Poza Rica PRD.; Papantla PRD; Martínez de la Torre: PAN; Emiliano Zapata PRI; Coatepec PRI; Xalapa PRI; Veracruz PAN; Orizaba PRI; Córdoba PAN; Cosamaloapan PAN; Huatusco PAN; Minatitlán: PRD; Zongolica PRD; San Andrés Tuxtla PRD.

Faltarían en esta lista Coatzacoalcos y Tuxpan, que quedarían entre PAN y PRD, lo que dejaría al PRI solamente con 4 candidaturas. Uuufffff.

 

*****

 

Como se publicó en este espacio, el pasado viernes 17 de noviembre, el PVEM Veracruz, que encabeza Marcelo Ruiz, nombró a Rocío Nahle como su precandidata.

Pues bien, en ese evento, ciertamente bien organizado, se dieron cita varios personajes, entre ellos Octavia Ortega Arteaga, quien seguramente será candidata a diputada local por Pánuco.

O la ojiverde y guapa Maru Pinete, diputada por Tantoyuca.

Se le vio también a la mismísima Dorheny García Cayetano (hoy exsecretaria del Trabajo).

Algunos impresentables como el diputado Rafael Fararoni, que ganó por el Verede y chaqueteó con Morena, llegó a Medellín acompañando a Juan Javier Gómez Cazarín, aunque al entrar al evento, éste se lo sacudió como mosca y el diputadito por San Andrés debió entrar solo, sin pena ni gloria, brincando sillas, pues lo hicieron entrar por el acceso general. Uuuufff.

Otro fue Aldo Valerio, calzando enormes gafas de sol y entró ¡flotando!, aunque su jefe Zenyazen Escobar, en un dejo de humildad (y de época electoral) saludando de mano.

Elízabeth Morales, la saltimbanqui de la política que fue bateada de la Cuarta Transformación, hizo su aparición buscando agradar y saludar a todo mundo, en su aspiración a ser senadora de la República por el PT.

Aquello fue en el graderío, un circo de tres pistas.

 

¡Qué barbaridad!

deprimera.mano2020@gmail.com