LIMA FRANCO

Desde el Café  Bernardo Gutiérrez ParraA cinco años de que recibió las arcas de Veracruz literalmente vacías, el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, José Luis Lima Franco, llegó puntual a su cita con los legisladores en el Congreso local, para la glosa del quinto informe de gobierno de Cuitláhuac García.

El funcionario se presentó mucho más relajado que en 2019, cuando informó que se había solicitado un préstamo de emergencia para pagar sueldos, aguinaldos y prestaciones de diciembre del 2018, año en que las calificadoras internacionales tenían a Veracruz por los suelos.

Lima Franco dijo que Veracruz pasó de tener un gobierno con características de corporativo, a un gobierno activista que defiende las causas legítimas. Era imperativo rescatar las finanzas y reconstruir el tejido social. Pero sobre todo, era inaplazable volver a poner la política al servicio de los veracruzanos.

Como primer punto y gracias a una planeación eficaz, se logró que las necesidades de millones de personas se tradujeran en asignaciones presupuestales con sentido social que generaran bienestar.

“Estamos mejorando el presente y asegurando un futuro mejor para las familias. En 2023, hemos entregado 1,092 escrituras y un total de 4 mil 543 en cinco años. Dar certeza patrimonial es hacer justicia social. Miles de personas que han trabajado toda la vida de manera honesta y por amor a los suyos, hoy viven mejor teniendo asegurado su patrimonio” indicó.

Agregó que las aportaciones al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) van al día. De diciembre del 2018 al corte del 2023, el fondo del SAR se ha incrementado un 83.4 por ciento. Ahora tiene 3 mil 425 millones y la proyección al cierre de gobierno es que se tengan 3 mil 956 millones de pesos; el doble de los recursos disponibles para quienes decidan jubilarse. Ahora el pago de los ahorros de los jubilados es más rápido y se paga el monto completo. “Nunca antes se había tenido una hacienda estatal tan cercana a la gente”, afirmó el funcionario.

Más adelante indicó que conscientes del rezago en el que se encontraba Veracruz en 2018, se planteó elevar los ingresos propios y se logró el objetivo. Sin crear nuevos impuestos, sin aumentar los existentes y con una política de socialización recaudatoria, se logró ampliar la base fiscal.

En cinco años la entidad pasó de una recaudación de 8 mil 629 millones, a tener un cierre estimado para 2023 de 16 mil 192 millones de pesos, lo que representa un incremento del 87.7 por ciento de los recursos, que se traducen en beneficios directos para mejorar la vida de las familias veracruzanas, aseguró.

Sobre los montos invertidos en obra pública manifestó que éstos van a la alza.“Tenemos un estimado al cierre de 2023 de 7 mil 500 millones de pesos, lo que significa un incremento del 29.7 por ciento respecto a 2022. En suma, serán 29 mil 539 millones de pesos de inversión pública en cinco años de gobierno”

Hoy en día, nueve de cada 10 pesos se ejercen en infraestructura y obra pública, medio ambiente, salud y educación, afirmó Lima Franco. Y puso ejemplos: el ingreso de más de 2 mil 470 millones de pesos se traduce en 173 obras de infraestructura y del sector salud, además de que el libramiento de Coatepec, el hospital de Nautla y el paso vehicular en la avenida Lázaro Cárdenas de Xalapa, son obras donde se han aplicado estos recursos.

Sobre el Instituto de Pensiones del Estado (IPE), dijo que en diciembre del 2018 su reserva técnica que era de 1, 220 millones de pesos, en la actualidad asciende a 2 mil 220 millones y al cierre de esta administración la reserva aumentará a 2 mil 540 millones de pesos. Para este 2023 el presupuesto para el IPE fue de 3 mil 299 millones de pesos y para el 2024 será de 4 mil 343 millones, con objeto de dignificar la vida de 100 mil trabajadores activos y más de 32 mil pensionados.

En su amplia exposición, el doctor Lima Franco no dejó ningún cabo suelto. Dijo que mediante la firma del convenio de cobro del impuesto predial, hoy los municipios tienen más recursos. Hasta ahora 119 han recibido este año más de 347 millones de pesos y agregó: “Sumando los recursos adicionales que han ingresado a sus arcas durante 2021, 2022 y 2023, son 671.4 millones que pueden ejercer libremente y atender problemáticas específicas de sus pueblos”.

Sobre las sentencias de la Suprema Corte de Justicia derivadas de 196 controversias constitucionales, dijo que este gobierno pagó 2 mil 575 millones de pesos que conforme a la Ley, no fueron ministrados a municipios.

Manifestó que el gobierno recibió en 2018 una deuda de 87 mil 207 millones de pesos y en ese total se encuentran la deuda bancaria y otros pasivos. Hoy el saldo pasivo es de 67 mil 407 millones de pesos ya que la deuda bajó en 19 mil 800 millones de pesos.

José Luis Lima Franco dijo que si en 2017 se solicitaron 4 mil 788 millones de pesos, para el 2022 sólo fueron necesarios mil millones que se liquidaron este año. Hoy la deuda ya no es crisis, hoy la deuda es sostenible, aseguró. Y dijo que el objetivo es no pedir un solo peso el próximo año y dejar dinero en las arcas a la siguiente administración.

Al hablar de las calificadoras internacionales indicó que éstas avalan el trabajo y la recuperación que ha alcanzado Veracruz. “De 2019 a 2023, tenemos 16 alzas en la calificación de HR Ratings, Fitch Ratings y Moody´s. La confianza de los mercados ha vuelto”.

Y esto se debe a que desde el 2019 Veracruz ha obtenido buena calificación y su semáforo se mantiene en verde. Hoy se encuentra con calificación de A- con perspectiva estable, algo que ni en sueños lograron los titulares de la Sefiplan en tiempos de Fidel, Duarte y Miguel Ángel, lector.

Tras asegurar que cinco años bastaron para poner orden al caos de más de dos décadas, José Luis Lima Franco vaticinó; “El orden, la transparencia y la disciplina financiera serán nuestro legado”.

Hasta ahí el informe del funcionario lector, que en la ronda de preguntas no dejó respuesta en el tintero.

bernardogup@hotmail.com