Del México guadalupano…

Opiniones   Julio Ricardo Blanchet Cruz       

Ante la evidencia de un cambio climático que a no dudar nos afecta a todos; y una realidad de inconsciencia global inexplicable.  Toda vez que el daño ecológico a estas alturas ya se considera irreversible…

Lo que quiere decir que ya hemos cruzado la línea del no retorno y solo queda esperar y pagar las consecuencias de la estulticia a la que nos han llevado los mitos “religiosos” apoyados por los medios de comunicación, que les dejan inmensas ganancias a unos cuantos; a los de siempre…

Por lo que una buena parte de la humanidad se prepara para festejar las fiestas navideñas, haciendo todavía más hondo el daño al Planeta y a sus legítimos habitantes.  Nada importa que miles de animales mueran asfixiados por los globos con los que “adornan” las “caravanas” de vehículos…

Que circulan de un lugar a otro entorpeciendo el tráfico -de por sí caótico- contaminando el aire innecesariamente y haciendo sonar las bocinas de sus automóviles, con los que desde hace un par de días salen a las calles para festejar ¡a La Virgen de Guadalupe!… 

La “Patrona de México” que le ha servido tanto a la Patria, como la ONU le ha servido al mundo, o sea, para nada.  Por todos lados la gente se prepara para una pachanga que comienza con las pre-posadas al 12 de diciembre y termina después del 6 de enero, el día en que los $antos Reyes llevan regalos a los niños.  ¡Puras mentiras!…

¿Cómo pueden vivir inmersos en tantas mentiras?  Tradiciones o no, son mitos de control que en nada ayudan al desarrollo intelectual del individuo; antes al contrario, lo vuelven primitivo y creyente en milagros que no existen, ni han existido, ni existirán nunca…

Y cuidado y te señale la sociedad porque no participas en los festejos de sus creencias.  La bestialidad humana ha llevado a linchamientos terribles y a guerras de exterminio como la que se está viviendo en Gaza; ante la mirada de un mundo que, manejado por el dinero, todo les tolera a los del dinero, los israelitas…

Por cierto, que menudo escándalo se ha desatado en medio mundo por la publicación de The Economist que señala que el 20% de los estadounidenses cree que el holocausto no existió y que los judíos tienen demasiado poder en su país…

No obstante, decir que el holocausto no existió como tal, no es la primera vez que se cita por diversos medios.  Pero es arriesgado el exponerse ante la comunidad internacional de medios manejados por sionistas…

Cuando la Historia del pueblo judío está llena de mitos -entre ellas, que el famoso éxodo tampoco existió- contradicciones y crímenes que hacen recordar las palabras de Thomas Paine (1737 – 1809) considerado como uno de los Padres fundadores de los EE.UU.

“Siempre que leemos las historias obscenas, las orgías voluptuosas, las ejecuciones crueles, la venganza implacable que llenan más de la mitad de La Biblia, nos parece que sería más lógico considerar esta como la palabra de un demonio, más bien que la palabra de Dios.  Es una historia de maldad que ha servido para corromper y embrutecer al género humano”… 

Si esos guadalupanos son los que van a votar el año entrante para que México cambie, pues sí que estamos mal.  Ni para reclamarle a Joseph-Marie, conde de Maistre (1753 – 1821) por decir que “Los Pueblos tienen los gobiernos que merecen”.

Cambiando de tema… 

Apenas ayer se comentaba en este mismo espacio sobre el Consejo de Seguridad de la ONU, y nada son dos nadas.  Pues ayer mismo se pusieron roñosos algunos de sus integrantes, sobre el exitoso lanzamiento de un satélite espía de Corea del Norte…

Por lo que EE.UU. Corea del Sur y Japón, expusieron su inconformidad ante el Organismo Internacional; aduciendo que el lanzamiento del Mallingyong I violaba las resoluciones del Consejo de Seguridad. ¡Qué quisquillosos! para unos asuntos; y para otros, como que no ponen mucha atención, sobre todo si en el tema está Israel…

Por respuesta, el líder coreano Kim Jong-un celebró el éxito del cohete, e informó que seguirán otros lanzamientos más. 

Ya de salida…

Primero había dicho el Presidente López Obrador, que los programas sociales eran ya un derecho Constitucional y que no importara quien ganara las elecciones, que los beneficios estarían garantizados.  Pero hoy ya ve las cosas de diferente manera…

Y dice, que si no se gana la Presidencia y el Congreso, no habrá presupuesto para los programas sociales.  Lo que, de hecho, algunos especialistas en Leyes dicen que lo que hace el Presidente es un delito electoral al utilizar los programas para conseguir votos.  Pero finalmente, rectificar es de sabios.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.