Discurso vs. Realidad

Mesa de Redacción    Enrique Yasser Pompeyo 

Mientras las autoridades insisten en su discurso de que la inseguridad se ha reducido en la entidad veracruzana, los hechos muestran las falacias oficiales.

En el caso más reciente sucedido en Ciudad Mendoza donde desaparecieron cuatro personas, quienes trabajan para la empresa UGI Telecomunicaciones se observa que las cosas en materia de seguridad no son como aseguran las autoridades.

Como lo informaron los medios de comunicación, el viernes de la semana pasada los cuatro empleados desaparecieron y sus familiares bloquearon tramos carreteros como medida de presión para que se diera con su paradero.

Lo dicho por el Ejecutivo estatal en el sentido de que únicamente hay una línea de investigación deja muchas preguntas en el aire, además de incertidumbre para sus familias.

El hermetismo que se guarda en este y en muchos otros casos solamente generan dudas y más interrogantes.

De acuerdo con los resultados del Observatorio Impunidad Cero, la impunidad por casos de desaparición forzada y por particulares, de 2019 a 2022 es del 99.7 por ciento.

Asimismo, el número de casos acumulados en ese periodo es de casi dos mil, reporta el mismo organismo.

Casos como el de Ciudad Mendoza dejan mal parado a los diferentes niveles de gobierno y genera un malestar ciudadano, además de que se pierde la confianza en las instituciones.

EL CASO DEL ALCALDE DE POZA RICA

Lamentable y desafortunado, por decir lo menos, el caso del presidente municipal de Poza Rica, Fernando Luis Remes Garza.

Como informaron medios de comunicación, el pasado sábado, durante su Segundo Informe de Labores, el alcalde agredió de manera verbal a una de sus asistentes por no tener listo el texto respectivo.

En el video que circula en redes sociales, se escucha decir al edil: “¿Mi informe?”, “¡Puta madre!”, “¡No dan una!”, “¡Cómo eres pendeja!”.

Mientras esto sucedía, el diputado y presidente de la Junta de Coordinación Política en el Congreso del Estado, Juan Javier Gómez Cazarín y el secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, atestiguaron el bochornoso y ofensivo momento, así como todos los presentes.

El comportamiento y la actitud de Fernando Luis Remes Garza lo exhiben de cuerpo entero. Muestran su verdadero rostro.

Serán los pozarricenses los que decidan a quiénes quieren como sus representantes populares, sobre todo si este es el comportamiento de la primera autoridad local hacia las mujeres.

enriquepompeyo@hotmail.com