Conclusiones clave de ‘Línea directa’ con Putin

La ronda de preguntas duró más de cuatro horas, durante las que el líder ruso respondió a 67 cuestiones sobre el desarrollo económico y social del país, la compleja situación internacional y la operación militar especial en Ucrania.

El presidente de Rusia celebró este jueves el tradicional maratón de preguntas y respuestas ‘Línea directa con Putin’. A diferencia de los años anteriores, en esta ocasión respondió en una misma sesión preguntas de los periodistas, tanto rusos como extranjeros, y de los ciudadanos. Vladímir Putin contestó a 67 preguntas durante las más de cuatro horas que duró el evento.

«Lo principal es reforzar la soberanía«

Respondiendo a las primeras preguntas, el presidente destacó que la cuestión más importante para Rusia es la de la soberanía, ya que sin ella la existencia del país es imposible. «Lo principal es reforzar la soberanía«, afirmó, indicando que eso supone fortalecer la seguridad, garantizar los derechos y libertades de los ciudadanos, desarrollar el sistema político y garantizar la seguridad y la soberanía en el ámbito económico. Putin también aseguró que la economía rusa tiene fuerza suficiente «no solo para sentirse segura, sino también para avanzar», y citó indicadores económicos que muestran un crecimiento a pesar de las sanciones occidentales.

«La desnazificación todavía es relevante»

«Habrá paz cuando alcancemos nuestros objetivos«, aseveró Putin, subrayando que los fines de Rusia en el conflicto no han cambiado, pues «el asunto de la desnazificación todavía es relevante» y, dado que Ucrania no quiere llegar a un acuerdo, Moscú se ve obligada a «utilizar otras medidas, incluidas las militares». Además, señaló que actualmente Ucrania no produce nada y lo recibe todo «gratis» desde los países occidentales. Sin embargo, pese a que Occidente sigue suministrando armamento a Ucrania, Rusia continúa destruyendo esas armas. «Les dieron 400 tanques, les dieron todo lo que los occidentales prometieron, incluso más, pero hemos destruido 747 tanques solo desde el comienzo de la llamada contraofensiva», indicó.

 

Ucrania empuja a sus militares «hacia el exterminio», enviándolos a combatir cerca de la localidad de Krynki, en la orilla izquierda del Dniéper, donde las FF.AA. de Ucrania sufren grandes pérdidas, sostuvo. Putin señaló que a Rusia le conviene este envío «insensato» de militares ucranianos a la región. «Por desgracia, es la lógica de la lucha armada, pero siguen haciéndolo. Es una tragedia para ellos, creo«, reiteró.

«¿Para qué necesitamos una movilización? Hoy en día no hay ninguna necesidad de ello», enfatizó el presidente ruso, señalando que hasta la fecha 486.000 personas han firmado voluntariamente contratos de servicio militar para defender el país.

Relaciones con Occidente

En cuanto a la normalización de las relaciones con EE.UU. y la Unión Europea, dijo que no depende de Moscú, ya que «no fue Rusia quien estropeó esas relaciones», aunque está dispuesta a mejorar los vínculos tanto con los países europeos que «en gran medida han perdido su soberanía» como con EE.UU., «un país importante» en la escena mundial.

«Cuando se produzcan algunos cambios internos [en EE.UU.], cuando empiecen a respetar a otras personas, a otros países, cuando busquen compromisos en vez de resolver sus problemas mediante sanciones y hostilidades, entonces se crearán las condiciones fundamentales para restablecer unas relaciones plenas», afirmó.

Preguntado sobre los vínculos de Rusia con Francia, Putin sostuvo que Moscú siempre ha tenido «unas relaciones buenas, amistosas y de trabajo» con París y señaló que en algún momento el propio presidente francés, Emmanuel Macron, les puso fin. A pesar de ello, el líder ruso apuntó que su país sigue dispuesto a cooperar con Francia.

«Catástrofe» en Gaza

A la pregunta de un periodista turco sobre la situación en la Franja de Gaza, el presidente respondió que esta constituye una «catástrofe», y anunció que Rusia planea aumentar los suministros de medicamentos a la población del enclave palestino. «Miren la operación militar especial y lo que está ocurriendo en Gaza. Y noten la diferencia«, comparó el presidente los conflictos ucraniano y palestino-israelí.

Asimismo, comentó el papel de la ONU en la resolución del conflicto en Gaza afirmando que «no sorprende en absoluto» que los miembros del Consejo de Seguridad no puedan llegar a un consenso. No obstante, agregó que el secretario general de la ONU, António Guterres, hizo una «evaluación objetiva» de la situación en Gaza al describir el enclave como «el mayor cementerio de niños del mundo«, en referencia a los miles de niños fallecidos en los ataques israelíes. El líder ruso comunicó que a principios de año se reunirá con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para discutir el conflicto en la Franja.

Occidente se dispara en el pie

Entre otras cuestiones, el presidente abordó el tema de la desdolarización. El mandatario ha señalado que los países occidentales están orquestando problemas para Rusia con los pagos en moneda extranjera, pero con ello se perjudican a sí mismos. «¿Para qué están reduciendo las posibilidades del dólar y el euro como monedas universales, como monedas de reserva mundial?», ha cuestionado Putin, al indicar que el uso del dólar y el euro en las transacciones internacionales de Rusia se ha reducido sustancialmente. «¿Para que lo han hecho? Esto, repito, es igual a disparase en el pie», reiteró.

La dolarización es «una pérdida de soberanía»

En el contexto de la tendencia a la desdolarización, el mandatario ruso habló de los planes del nuevo presidente argentino, Javier Milei, de adoptar en el país la moneda estadounidense en vez del peso. «Todo el mundo conoce la idea [de dolarizar la economía] del presidente de Argentina. Esta es una decisión soberana, pero en Argentina la inflación, según recuerdo, es del 143 %. Hay muchos problemas con el reembolso de los fondos prestados que recibió Argentina», dijo, y añadió que la lógica de esa política «es clara», pero significa «una pérdida considerable de soberanía«.

Al mismo tiempo, Putin indicó que la vinculación de la moneda nacional al dólar puede aportar serios problemas socioeconómicos y provocar una fuerte reducción del gasto social. «Si no hay moneda nacional, no se puede imprimir nada, solo hay una manera: reducir el gasto presupuestario en la esfera social, recortar drásticamente el nivel de salarios, pensiones, prestaciones, gastos en medicinas, carreteras y seguridad interior», advirtió.

Relaciones «sin precedentes» con China

El dirigente indicó que las relaciones entre China y Rusia alcanzaron un nivel «sin precedentes» y constituyen «uno de los garantes esenciales de la estabilidad en el mundo», sin crear ningún bloque contra nadie. «Nuestra amistad no está dirigida contra terceros países, sino que tiene como el fin beneficiarnos a nosotros mismos», señaló Putin, y destacó que Moscú y Pekín vigilarán conjuntamente y responderán «de forma oportuna y eficaz» a las actividades occidentales contra los dos países. Asimismo, expresó la esperanza de que el volumen de comercio entre Rusia y China este año crezca un 30% y alcance los 220.000-230.000 millones de dólares.

 

El espacio postsoviético

Rusia construye todos sus planes de integración «únicamente sobre la base de la voluntariedad y el beneficio mutuo«, recalcó Putin, agregando que es decisión de cada país participar o no en el proceso de inserción en el espacio postsoviético. «No quieren, no hace falta«, comentó el presidente la falta de voluntad de las autoridades moldavas de cooperar con Rusia en los sectores energético y de agricultura. Putin también aseguró que la ausencia del primer ministro armenio, Nikol Pashinián, en las recientes cumbres de los grupos de integración de la región, se debe a procesos internos y no a un deseo de abandonar estas organizaciones.

Los suministros energéticos rusos

«El hecho de que Europa no reciba suficiente gas es su problema«, dijo Putin, señalando que las acusaciones de que Rusia se niega a suministrar gas son «tonterías», ya que no fue Moscú quien cerró el gasoducto Yamal-Europa ni la segunda rama del gasoducto a través de Ucrania, y no fue Rusia quien voló los gasoductos Nord Stream. El presidente aseguró que el gigante económico ruso Gazprom cumple todas sus obligaciones.

Además, señaló que Ucrania, a través de la cual transita el gas ruso, consume ese combustible. «¿Por qué deberíamos castigar a Hungría o Eslovaquia? No tenemos ese objetivo, y ellos pagan fielmente», aseveró Putin sobre los suministros de gas ruso a Europa. «Nunca hemos hecho nada por motivos políticos y no vamos a hacerlo«, añadió. El mandatario señaló que el «giro hacia Oriente» se produjo hace mucho tiempo y se explica por las tendencias en el desarrollo de la economía mundial.

¿Qué es la ‘Línea directa con Putin’?

‘Línea directa con Putin’ es un evento mediático, de entre tres y cuatro horas de duración, durante el cual Putin responde a las preguntas de los ciudadanos. En esta ocasión el espacio estará moderado por los periodistas Pável Zarubin y Yekaterina Berezóvskaia.

Se informa que los ciudadanos ya han mandado más de 2 millones de preguntas, de las que Putin solo podrá responder unas decenas. No obstante, cada una de las preguntas recibidas será abordada por las autoridades a lo largo del año.

De acuerdo con el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, además de preguntas sobre el desarrollo económico y cuestiones de seguridad, un número significativo está relacionado con la operación militar en Ucrania y la complicada situación internacional.

La última ‘Línea directa con Putin’ tuvo lugar a finales de junio de 2021. Cabe señalar, además, que se realizará de cara a las elecciones presidenciales, convocadas para el 17 de marzo de 2024.