¡Aguas con las extorsiones!

La vuelta a Veracruz en un teclazo    Yamiri Rodríguez Madrid

El miércoles 20 de diciembre vence el plazo para que, quienes tienen un empleo con todas las de la ley, reciban el pago de su aguinaldo. Eso es motivo de que en diciembre siempre se dé un pico en las extorsiones, por lo que hay que estar muy alertas.

En los datos más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública observamos que van 820 casos de extorsión, en todas sus modalidades, de enero a noviembre de este año. También es cierto que cada semana la Fiscalía General del Estado detiene, procesa y sentencia a delincuentes de esta tipo, pero no por eso hay que bajar la guardia.

Desde hace unas semanas, tanto la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), como la FGE, han iniciado campañas preventivas a sabiendas de que al traer la gente dinero en la cartera, los delincuentes se ponen más activos y creativos. Si usted va a retirar una cantidad considerable de dinero del banco, puede solicitar el acompañamiento policial. Si le marcan de un número desconocido, no conteste y si por error toma la llamada, inmediatamente cuelgue. Si le marcan al teléfono fijo y fingen ser el primo, el tío, que muy amable los empieza a saludar, pero necesita su ayuda porque se quedó atorado en la frontera y ustedes no tienen ni idea quién es; cuelguen. Si les llama un hombre o mujer llorando y les dice mamá, papá, me tienen secuestrado, cuelgue y llame a su familiar.

Desafortunadamente a muchas personas les gana el nervio, la ansiedad y caen; se aprovechan de los adultos mayores.  Tampoco les crea si le dicen que se ganó un viaje, unas cortesías, un coche y no ha comprado un boleto.   Ahora le escriben y le llaman hasta por WhatsApp y Telegram para ofrecerle trabajos en los que se gana mucho y se trabaja poco. Por Whats también les escribe de la nada “el administrador”, que quiere datos y luego andan pidiendo dinero a sus contactos en su nombre.  No se deje llevar. Y están las viejas técnicas del fajo que se encontró tirado y luego lo quieren extorsionar o el que trae alhajas en un pañuelo y se las quiere vender por una ganga por una urgencia familiar.  ¡Hasta para comprar un coche en estos días hay que estar avispa!.

Hay que cuidarse todo el año de esos vivales, pero más en estos días si, insisto, ya le cayó su merecido aguinaldo.

@YamiriRodriguez