¡HACEN APARECER AL ‘BUKANAS’!

AL PIE DE LA LETRA   Raymundo Jiménez

Por lo menos, desde hace más de dos años, las autoridades estatales de la Secretaría de Seguridad Pública habían recibido alertas de la corrupción y actos ilegales que venían ocurriendo en la Delegación de Tránsito del municipio de Ciudad Mendoza, donde este viernes 8 de diciembre fue reportada inicialmente la desaparición de cinco personas –una apareció con vida ese mismo día y cuatro siguen sin aparecer– más el asesinato de un agente vial por sicarios que se dieron a la fuga.

 

Y es que, como se recordará, la noche del jueves 7 de octubre de 2021 fue detenido el delegado de Tránsito en ese mismo municipio, Enrique Hernández Sánchez, a quien un grupo de taxistas habían acusado de abuso de autoridad, extorsión y de estar vinculado presuntamente con actividades delictivas.

 

Más antes, en noviembre de 2019, integrantes de la organización Zepaniah Titlatozke (Juntos Hablaremos), de la sierra de Zongolica, también se manifestaron en contra por la detención de un taxi que trasladaba a un enfermo grave y fue retenido por agentes viales debido a que no traía puesto el cinturón de seguridad. El vehículo fue llevado al corralón de una empresa privada de grúas supuestamente ligada al crimen organizado.

 

La gota que derramó el vaso y que motivó la aparatosa detención del delegado de Tránsito ocurrió cuando los ruleteros se manifestaron por la desaparición –el 13 de septiembre de 2021– de su compañero Cristóbal Ávalos Santiago, de 35 años, conductor de la unidad número 237, placas A-278-XFD de Ciudad Mendoza. El Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba A.C. lo boletinó en redes sociales y afortunadamente el trabajador del volante apareció con vida más tarde.

 

Ese caso sucedió casi cuatro meses antes del arribo a la presidencia municipal de Ciudad Mendoza del morenista Héctor Rodríguez Cortés, hermano del procurador estatal de Medio Ambiente, Sergio Rodríguez, un desacreditado exdirigente experredista del estado al que recientemente algunos empresarios señalaron de presunta extorsión. El viernes antepasado, en ese mismo municipio, ocurrió un trágico incidente vial que hizo reaparecer a Roberto de Los Santos de Jesús, (a) “El Bukanas”, un expolicía municipal que pasó a ser entrenador de sicarios y “estacas” de Los Zetas en la zona serrana de Zongolica y que actualmente lidera un grupo de huachicoleros en los límites de Puebla y Veracruz, por el que, en 2017, los entonces gobernadores panistas de ambas entidades, Antonio Gali y Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente, habían ofrecido hasta dos millones de pesos de recompensa a quien diera información para detenerlo.

 

Y es que ese viernes 8 de diciembre fue reportada la desaparición de cinco personas que habían acudido a pagar a las oficinas de la Delegación de Tránsito una multa por una infracción vial. Sin embargo, tres días después, en conferencia de prensa, el gobernador Cuitláhuac García aclaró que ya había aparecido uno con vida, identificado como Leonardo Ortigoza García, y que quienes continuaban desaparecidos eran Ileana Ivet López Espidio, de 27 años; su hermano Honorio López Espidio, de 35; Antonio Sánchez López, de 40, y Víctor Manuel Adell Sánchez, de 35. Los cuatro viajaban en una camioneta propiedad de una empresa de telecomunicaciones con razón social UGI.

 

Pero previamente se había registrado una intensa movilización policiaca en la ciudad, pues sujetos armados habían asesinado a balazos en las inmediaciones de las oficinas de la Delegación de Tránsito de Ciudad Mendoza, a Jorge Daniel Hernández Pérez, un elemento de dicha corporación. Los agresores huyeron del lugar.

 

El pasado lunes 11, en su conferencia de prensa, el gobernador abordó este caso y sólo comentó que estaba “en curso la investigación” y que “el compromiso de la fiscalía es hacer todo lo posible por localizar a estas personas”, puntualizando que “son solo cuatro, una de ellas ya fue localizada, no tiene que ver con las otras cuatro desapariciones, estamos trabajando en ello, vamos a aclarar la situación”.

García Jiménez explicó además que no podía dar mucha información al respecto, con la idea de no entorpecer la investigación, sin embargo, aseguró que estaban agilizando la búsqueda para dar con las personas y con los responsables de la agresión al elemento de tránsito.

“Porque independientemente de eso pudiera ser privación o lo que llegue a determinar la fiscalía, se va a dar con los responsables y recordemos que ahí también hubo un homicidio, también se va a dar con los responsables de ese homicidio y se va a actuar, hay un imperativo y una instrucción de mi parte de que se haga justicia”, afirmó.

Sin dar más detalles, confirmó que había una sola línea de investigación respecto a las cuatro personas y al homicidio. “Les digo que está en juego la vida de una persona y nosotros tenemos que actuar con responsabilidad, pero se está atendiendo, decirle a las familias que estamos en el tema, que tenemos datos precisos y que la fiscalía está haciendo lo suyo”, reiteró.

El mandatario dijo que le corresponderá a la Fiscalía General del Estado dar a conocer la situación una vez que se garantice salvaguardar la vida de las personas “que ahorita están en calidad de no localizados”.

Además, García Jiménez fue cuestionado sobre el paradero del delegado de Tránsito de Ciudad Mendoza, Fausto Ramírez Gutiérrez, el cual se había dado a la fuga y fue capturado este miércoles 13 en un hotel de Boca del Río.

Pero, hasta entonces, nadie, ni la Secretaría de Seguridad Pública ni la Fiscalía General del Estado habían mencionado para nada al líder huachicolero Roberto de Los Santos de Jesús.

 

Sin embargo, este sábado 16 el medio digital alcalorpolitico.com dio a conocer la grabación de una llamada telefónica en la que un hombre identificado como el “Comandante Bukanas” insulta y amenaza de muerte a los agentes viales exigiendo la liberación inmediata del vehículo y que sus ocupantes no fueran infraccionados.

 

Según la versión periodística, la llamada duró alrededor de dos minutos y fue geolocalizada en la zona Maltrata-Orizaba cerca de las 5 de la tarde del viernes 5, dos horas antes de que fuera ejecutado el agente vial Jorge Daniel Hernández Pérez.

 

Por esa razón, Ciudad Mendoza se quedó sin agentes de tránsito. Todos huyeron