Diciembre en el IMSS


¿Qué hicimos? Zoé Robledo

Diciembre para muchas instituciones y personas es un mes donde ya no pasa nada o disminuye el ritmo de trabajo. Es común escuchar que una vez iniciado el maratón Guadalupe-Reyes todo se acaba. No falta quien, ante el llamado a realizar una actividad responda: En enero, sin falta.

Sin embargo, en el IMSS no es así, en diciembre hacemos cosas importantes, aquí les cuento:

El 5 de diciembre celebramos la 114 Asamblea General del Seguro Social, donde sector obrero, patronal y gobierno nos reunimos para ver el estado que guarda el Instituto, los avances que llevamos en el sexenio y el plan de trabajo de cara al 2024.

Unos días después, el 8 de diciembre, en el Complejo Cultural Los Pinos, llevamos a cabo la entrega del “Premio IMSS a la competitividad”, que durante muchos años fue sinónimo de falsa competencia, una idea que se convirtió en una forma de premiar la estabilidad, la autocomplacencia y la simulación; era usual encontrar unidades ganadoras de dicho premio que no cumplían con los procesos normativos del Instituto. Sin intentar demeritar a los antiguos ganadores, el premio lo recibían más de 60 unidades sin criterios claros de evaluación.

Con intención renovadora de corregir el rumbo, decidimos cambiar. Le encargué a la Mtra. Patricia Pérez de los Ríos, titular de la Unidad de Integridad y Transparencia, darle un nuevo significado a la competitividad, dejar atrás la “burocracia de la calidad”, la emisión de datos, informes e indicadores que solo servían para generar una sensación falsa de control.

En el último año llevamos a cabo una reestructuración orgánica que estableció nuevos procesos de formación y actualización continua del personal. Se implementó una encuesta nacional de satisfacción de usuarios, se inició la creación del Sistema Institucional de Competitividad y se estableció un proceso de evaluación externa del propio Modelo Institucional.

Para esta edición del certamen 21 unidades resultaron ganadoras: 15 Médicas, 1 Social y 5 Administrativas, las mejores.

Por otra parte, el lunes 11 de diciembre, con la presencia del subsecretario Arturo Medina, llevamos a cabo una sesión del Comité de Derechos Humanos del IMSS en la que presentamos cuatro estrategias del Seguro Social:

1. La Política Institucional de Derechos Humanos, con la que buscamos atender las causas que generan las quejas y recomendaciones al IMSS, e incorporar criterios de justicia, igualdad y dignidad en los servicios institucionales dirigidos a toda la población usuaria.

2. El Programa Piloto «Espacio Seguro de Escucha, Contención y Orientación» (ECO), único en toda la administración pública federal. Un espacio físico, seguro donde se da acompañamiento a las personas trabajadoras del IMSS que vivan o crean haber pasado por una situación de violencia en su ámbito laboral, familiar o social.

3. El Estándar de Competencia con el que implementamos cursos de formación en materia de salud/seguridad social con enfoque de Derechos Humanos: Trabajamos con el Consejo de Normalización y Certificación de Competencias Laborales y su titular, Rodrigo Rojas, para certificar buenas prácticas en Derechos Humanos al interior del Instituto.

4. Con Alanna Armitage, representante en México del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), firmamos una Carta de entendimiento en la que nos comprometimos a promover estrategias de educación integral de la sexualidad para el desarrollo y el bienestar de las personas adolescentes, incluyendo la prevención del embarazo y a fortalecer los servicios de salud materna.

Ese mismo lunes, comparecimos con total transparencia ante las comisiones unidas de Salud y Seguridad Social de la Cámara de Diputados.

Con estas acciones hacemos que, en diciembre, y a lo largo del año, todo en el IMSS sea Bienestar.
https://www.milenio.com/opinion/zoe-robledo/que-hicimos/diciembre-en-el-imss