LIMA “LE HACE CASO” A HERMIDA

Los Políticos  Salvador Muñoz

Al final, después de tantas y tantas clases de economía, por fin José Luis Lima Franco, titular de Sefiplan en Veracruz, le hizo caso (a medias) al diputado Miguel Hermida Copado, al menos en uno de los varios puntos y temas donde el panista ha puesto el acento sobre las íes; en este caso fue el comodato del nido de los Halcones Rojos de Veracruz.

Sólo para recordar…

Casi a finales de junio del año pasado, en el Congreso local, se llevó al pleno el comodato del Auditorio Benito Juárez, mejor conocido como el Nido de los Halcones Rojos, que en este pasado 2023, regresaron a la actividad profesional.

En Tribuna, Miguel Hermida celebraba el regreso de los equipos profesionales al Puerto jarocho, no sólo por la actividad deportiva en sí, sino por la importante derrama económica que generan estos eventos deportivos que implican beneficios para los porteños… pero había un ligero detalle que no le cuadraba al panista: entregar en comodato el Nido a un particular!

Vamos por partes para dimensionarlo en su justa medida: el Comodato es un contrato por el cual, una parte se obliga a conceder gratuitamente el uso de una cosa no fungible.

Es decir, al diputado y al ciudadano con tres dedos de frente, le parece que es un absurdo que mientras el Gobierno del Estado invierte 73 millones de pesos para la remodelación del Nido, de buenas a primeras se le entregue a un particular el inmueble ¡sin nada a cambio!

Es como si usted le metiera una millonada para arreglar un departamento y lo prestara por seis años, porque eso implica el comodato del Nido, y la única condición fuera que le diera mantenimiento al depa… ¿cuál gane? Sólo que sea su familiar, su cuate, o su compinche…

Pero eso no es todo… En aquel momento, Hermida estaba en desacuerdo porque no nada más fue entregar de a grapas el inmueble, sino que el particular puede hacer uso también del Nido para practicar (obvio, eso no se discute) y espectáculo de otros deportes así como para conciertos y eventos comerciales culturales, artísticos o inclusive actividades sin fines de lucro a efecto de promover el desarrollo económico de la región, así como el esparcimiento, artes y cultura… No se le ve que el Gobierno le gane por ningún lado…

Vamos, tan era obvio “el pierde” del Gobierno del Estado, que por ahí la diputada Cheba y los del PT le dieron la razón a Hermida, quien todavía en plan de cuates, propuso que el Gobierno del Estado tomara el control de los ingresos del Auditorio Benito Juárez… y es ahí donde José Luis Lima Franco, titular de Sefiplan, le dio la razón a Miguel Hermida… ¡pero a medias!

Hace unos días, tomó el control de los Halcones Rojos, Ricardo Rodríguez Díaz, empresario, cabeza de Ulúa Consulting, quien hace dos años fungía como subsecretario de Ingresos de la secretaría de Finanzas y Planeación y a quien además, algunos medios lo señalaban como cabeza de algo llamado “el Cártel de Sefiplan”.

Hasta el que escribe, recordó esa iniciativa del presidente López Obrador que pretendía que los servidores públicos que culminaran sus labores como funcionarios federales, sólo podrían trabajar en empresas privadas habiendo transcurrido diez años, en aras de evitar casos de corrupción y tráfico de influencias… la echaron abajo… y si bien era en el ámbito federal la pretensión, como que encajaba también en este caso en particular.

De cierto modo, Lima Franco sabe que los dineros que se obtengan del Nido de los Halcones Rojos han de tener buen fin… en el bolsillo de su ex empleado. Parece que el Chico Maravilla de las Finanzas de Veracruz perdió además de 73 millones de pesos en la remodelación del Auditorio Benito Juárez, otra partida con Miguel Hermida.