¿No quieren a Xóchitl?

Sin tacto     Sergio González Levet

 

Muchos sesudos analistas que aparentemente están en contra de AMLO y su Cuarta Transformación lanzan bastante a menudo ácidos comentarios en contra de Xóchitl Gálvez y de su forma de llevar la campaña.

Por su ruda crítica hacia cualquier error que consideran que cometió la candidata del Frente Amplio por México, pareciera que están en contra de ella y de sus aliados. Se nota que son muy exigentes con ella y muy laxos con la corcholata de enfrente.

A Claudia Sheinbaum le dejan pasar todo, y hasta se atreven a decir que está haciendo muy bien las cosas. Vaya, una candidata que no propone nada, que solamente repite como perico las ocurrencias de su Patriarca, que gasta a manos llenas los recursos del pueblo, que miente sobre la condición del país. difícilmente puede ser elogiada o comprendida.

Vea usted a los intelectuales orgánicos, a los periodistas que denuncian constantemente las arremetidas de López Obrador en contra de la ley, en contra del país y en contra de los ciudadanos cómo de repente comentan que los partidos de oposición que conforman el FAM están haciendo muy mal las cosas, o que se están deshaciendo debido la inconformidad de sus militantes, o que dañan a la candidata con sus acciones y ella no hace nada por pararlos.

Entiendo que muchos colegas pretenden ofrecer una imagen de imparcialidad a través de hacerle señalamientos a la oposición, para que no digan luego que sólo hablan mal de López Obrador y de sus fanáticos seguidores, pero a veces se les pasa la mano.

Pongo un ejemplo. La bancada del PRI en el Congreso de la Unión anunció que votará a favor de la ley de pensiones que enviará el Presidente. De inmediato, la prensa libre se fue en contra de los priistas, y acusó que se habían vendido con

AMLO y que por eso iban a traicionar al FAM en las elecciones de junio. Con esa declaración de los tricolores, daban por perdida la guerra para Xóchitl y decían que ya no había nada que hacer, que el triunfo de la 4T ya era inminente.

Peeeero, resulta que no leyeron completa la declaración o tienen alguna malsana intención, porque lo que los priistas quisieron decir fue que apoyarían la ley de pensiones de AMLO, siempre y cuando, véase: siempre y cuando el Presidente dejara explícito de dónde iba a sacar el dineral que costará que los pensionados reciban el 100 por ciento de su sueldo cuando se jubilen.

López Obrador medio dijo en una mañanera que el dinero que se necesitaba iba a salir de los organismos que quiere desaparecer, pero lo cierto es que el presupuesto total de esas 10 oficinas apenas alcanzaría para pagar un 8 por ciento de lo que se necesita realmente.

Fue una buena jugada de la oposición para poner en su lugar a López Obrador con sus propias palabras. Éste sabe que es imposible pagar lo que solicita, y ahora tendrá que explicar cómo lo piensa hacer.

No, Xóchitl no lo está haciendo mal. Al contrario. Pero parece que no se quieren dar cuenta…

sglevet@gmail.com