Voto diferenciado, último clavo al ataúd de algunos suspirantes

Política al día Express  Atticuss y Francisco Licona

No son pocos los que comentan que tanto Claudia Sheinbaum como Rocío Nahle, pueden ganar sus respectivas elecciones… pero que su verdadero reto será ganar las mayorías en los Congresos, tanto el Federal como el Local.

Un Congreso dividido, sin mayoría calificada para algún partido o coalición, hará muy pero muy difícil el gobierno para cualquiera que llegue al poder.

Visto está que (cuando menos ahora) cualquier iniciativa gubernamental es duramente criticada por la oposición y si está en sus manos… no la dejan pasar.

Así, el que se vote parejo en la boleta será importantísimo para las aspiraciones de gobierno y no será rentable para nadie pedir el voto diferenciado. Lo anterior porque es muy común que en las elecciones los operadores den la instrucción de que para Presidente o Gobernador se vote a favor de alguien, pero que en los Congresos o alcaldías ya se vote por cualquiera.

Lo que puede suceder en Jalisco es un caso sintomático del voto diferenciado. Allí, de acuerdo a la última encuesta de El Reforma, Pablo Lemus, del MC, apretadamente pero podría ganar la gubernatura con el 50%; le seguiría Claudia Delgadillo con el 42%; y en último lugar quedaría Laura Haro con el 8%.

Sin embargo, lo que llama la atención es la intención del voto presidencial en ese Estado. Allí, Claudia Sheinbaum arrasaría con el 69%; le seguiría de forma muy lejana Xóchitl Gálvez con el 23%; y muy atrás quedaría Jorge Álvarez Máynez con el 8%.

Así, es claro que la votación para Gobernador y la Presidencial, tendrán un voto diferenciado y curiosamente aunque el candidato a Gobernador podría ganar, el candidato presidencial de ese mismo partido, ni siquiera pinta.

Habrá que ver qué pasa finalmente en Jalisco y en Nuevo León, Estados que gobierna actualmente el Movimiento Ciudadano por lo que se esperaría que el Álvarez Máynez allí levante.

¿Conoces cuáles son las reformas Constitucionales que propuso AMLO? Aquí te decimos cuáles son

Quien le puso el cascabel al gato fue el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pues a falta de solo ocho meses para que termine su gestión, envió a la Cámara de Diputados un paquete de reformas constitucionales que han polarizado a quienes tienen que autorizarlas.

De entrada, la oposición ha señalado que no negará el paso a todas las modificaciones, pero que sí lo hará con algunas.