Elecciones y recursos públicos

La vuelta de veracruz en un teclazo   Yamiri Rodríguez Madrid

Aunque es bien sabido que utilizar los recursos públicos con fines electorales es delito, parece que muchas autoridades no entienden, aunado a que la reacción para sancionarlos es lenta como tortuga.

Esto viene a colación porque el año pasado se hizo público que ambulancias y unidades adaptadas para el traslado de personas con discapacidad física, que el DIF estatal les asignó a municipios, fueron utilizadas en mítines políticos celebrados no solo fuera de sus demarcaciones, sino que las llevaron a otros estados.  Ha pasado más de medio año y no hay claridad, más allá de espantarlos con el petate del muerto de que se las van a quitar.

Recordemos que para la Fiscalía General de la República (FGR), los delitos electorales son aquellas acciones u omisiones que lesionan o ponen en peligro el adecuado desarrollo de la función electoral y atentan contra las características del voto, que debe ser universal, libre, directo, personal, secreto e intransferible y pueden ser de oficio, no graves o dolosos.

La Ley General en Materia de Delitos Electorales estipula que quien coaccione o amenace  a sus subordinados para que participen en eventos proselitistas de precampaña o campaña, para que voten o se abstengan de votar por un candidato, partido político o coalición; está cometiendo un delito.

Lo mismo sucede cuando se condicionan los programas sociales o bien cuando destina, utiliza o permite, de manera ilegal de fondos, bienes o servicios que tenga a su disposición, en virtud de su cargo, al apoyo o al perjuicio de un precandidato, partido político, coalición, agrupación política o candidato, sin perjuicio de las penas que puedan corresponder por el delito de peculado, todo esto estipulado en el artículo 11.

La ley es clara, clarita, pero no se ha actuado de manera contundente contra las autoridades municipales de Soconusco, El Higo, Miahuatlán, Gutiérrez Zamora y Tenochtitlán. Decirles que les podrían quitar las unidades a ellos ni les duele ni les preocupa.  Interponer las denuncias correspondientes para que se apliquen las sanciones conforme al delito es el tema toral; de lo contrario, todo se queda en lo mediático.

Ojalá y se ponga lupa en este tema porque las campañas apenas están por iniciar.

@YamiriRodriguez