Dos Bocas, ejemplo de pésimas ocurrencias

APUNTES   Manuel Rosete Chávez

“¿Ya comienzan a sentir la

onda gélida número seis?”

Yo

Para opinar sobre un tema hay que tener la experiencia suficiente que te da el estudio, la aplicación del conocimiento y la convivencia en ciertos círculos de la vida política, académica y social en general. Siempre he sido partidiario de reconocer, de manera especial, la autoridad moral de quienes dirigen instituciones como las universidades (obviamente las de prestigio), porque generalmente ocupan el cargo de rector derivado de una evaluación, un examen de oposición o por el prestigio académico que se han ganado en el ámbito educativo, de investigación científica y de difusión de la cultura.

Nadie le da más solidez a un equipo político que un ex rector.

Mi paso por la Universidad Veracruzana como director de Comunicación Social me permitió tener cercanía con varios distinguidos personajes del conocimiento universal, dueños de la verdad y la razón merced a sus elevados niveles de conocimiento, es decir con rectores de nuestra Alma Mater.

El primer académico destacado que ocupó el cargo de rector de la Universiad Veracruzana luego de haberla convertido en una institución autónoma, fue el doctor Víctor Arredondo Alvarez, quien desde nuestro punto de vista construyó el segundo piso de la máxima casa de estudios de Veracruz, luego de que el maestro Roberto Bravo Garzón la descentralizara de Xalapa a otras cuatro regiones del estado para responder a las necesidades de mano de obra profesional que el desarrollo económico requería.

Víctor Arredondo Alvarez posee la licenciatura en Psicología por la Universidad Veracruzana; la maestría en Psicología, con énfasis en Tecnología Educativa, por la Universidad de Western Michigan; y el doctorado en Psicología Educativa, con énfasis en Planeación Educativa y Análisis de Sistemas, por la Universidad de West Virginia. Ha sido docente formal de licenciatura y posgrado en instituciones académicas nacionales y del extranjero durante más de 18 años, particularmente en la Universidad Veracruzana, la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Nacional de Administración Pública, INAP, la Western Michigan University y la West Virginia University. Su vida profesional la ha dedicado íntegramente a la educación: Coordinador de la Carrera de Psicología y Jefe de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, Campus Zaragoza (1978-1981); Coordinador General de Programas Académicos en la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, ANUIES (1981-1985); Director de Desarrollo Universitario y Director General de Educación Superior en la Secretaría de Educación Pública (1988-1997); Rector de la Universidad Veracruzana (1997-2004); Secretario de Educación del Estado de Veracruz (2004-2010).

Bueno, luego de esta introducción les comento que ayer, el doctor Víctor Arredondo, como parte de la serie de interesantes artículos que ha venido publicando en el más importante portal de información de Veracruz, Al Calor

Político, en los que ha abordado asuntos como el del discurso político, los resultados de una gestión y en general todo lo relacionado con los gobiernos y el futuro que a los mexicanos nos espera tras la elección presidencial, si lo que se propone el que gane es dar continuidad a lo que hemos vivido estos casi seis años con la llamada catastrófica 4T.

En opinión del doctor Víctor Arredondo, en una de las partes de su artículo de ayer dice:

“Otro asunto que refleja la preocupante dependencia de la coordinación ejecutiva de Dos Bocas a las “instrucciones del señor presidente” es el que no se tomara en cuenta la opinión técnica del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP). Desde 2008, ese organismo especializado determinó que las tierras de Paraíso, Tabasco, donde se encuentra Dos Bocas, eran las menos recomendables para construir una refinería, de entre 7 opciones disponibles. Las principales razones de dicho dictamen fueron: el rico ecosistema de humedales, lagunas, manglares y especies en peligro de extinción; así como la fragilidad de esa región ante huracanes e inundaciones.”

“Sin embargo, y como de costumbre, se impuso la instrucción presidencial, desforestando 220 hectáreas; lo que implicó poner en peligro al cangrejo azul, someter a la laguna de Mecoacán y al Río Seco al riesgo de derrames y afectaciones irreversibles en su vida natural y pesca; así como someter a la refinería a futuros desastres naturales. La amenazante fatalidad de ese escenario es que las propias emisiones contaminantes de Dos Bocas acrecentarán la probabilidad de ocurrencia, porque la región del golfo de México ya es, de por sí, una zona contaminada en sus aguas y atmósfera. Sus niveles crecientes de gases invernadero en la atmósfera y la consecuente temperatura más alta de sus aguas, la convierten en fuente generadora de huracanes y desastres naturales.”

“A los impactos ambientales negativos de Dos Bocas, se añaden los de carácter financiero y no sólo por sus incontrolables costos de construcción, sino por su cuestionable rentabilidad económica; cuya proyección se oscurece con los discrepantes pronósticos presentados por Pemex y por Rocío Nahle. Según Héctor Ruiz Monjaraz, director de proyectos para procesos de gas, petroquímicos y refinación de Pemex, la refinería será rentable “hasta dentro de 20 años”. En cambio, Rocío Nahle aseguró que la tasa interna de retorno será de 13.46%, sin presentar criterios y bases de cálculo que sostengan tal afirmación.”

“Y la incertidumbre se magnifica por lo expresado en la manifestación de impacto ambiental (MIA) de Dos Bocas, elaborada por otra oficina de PEMEX, donde se establece que su vida productiva “será de 20 años”, dado que deberá ser objeto de remodelación ante los futuros criterios ambientales y avances tecnológicos.”

“¿Dónde ha estado la coordinación ejecutiva de ese oneroso megaproyecto que debe armonizar criterios, estrategias, líneamientos de obras e informes? Que quede claro, los trabajadores mexicanos contratados en Dos Bocas cumplieron cabalmente su encomienda al seguir instrucciones con entrega, esfuerzo y resultados. La enorme responsabilidad y fallas estuvieron en su concepción inicial, ubicación, cambios de diseño, sobrecostos y en su deficiente control ejecutivo. En cuanto al rubro laboral, llamó la atención que contrataran a cientos de jóvenes coreanos en sistemas digitales, quienes fueron hospedados y alimentados por separado en un inmenso campamento. Eso es consecuencia de tener un presidente que estigmatiza como “aspiracionistas” a los becarios interesados en

preparase en los mejores centros de estudio en México y el extranjero; y que prefiere ofrecer empleo técnico y profesional a quienes vienen de afuera.”

“En síntesis, la refinería de Dos Bocas es un pésimo ejemplo de lo que ocurre cuando la política pública se practica a partir de ocurrencias unipersonales, sin controles ni susceptibilidad a la opinión experta; y cuando los encargos de responsabilidad pública se otorgan con base en criterios de lealtad personal y no en la experiencia profesional ni el talento requerido. Las fallas de Rocío Nahle se hicieron notorias porque no sólo no supo conducir una política energética moderna; sino concebir, coordinar, informar y entregar resultados sobre un proyecto energético acorde con la transparencia y el uso ordenado de los recursos públcos, así como con la salud de los mexicanos y del planeta.”

Que conste, no lo dice cualquier persona, Víctor Arredondo es un académico de prestigio, estudioso de los fenómenos sociales y naturales, con autoridad para opinar sobre el tema de los lamentables resultados que ha dado la señora Rocío Nahle como secretaria de Energía, concretamente con la construcción de una inutil refineria como la de Dos Bocas que tantos millones ha costado a los mexicanos.

 

¿Y la droga decomisada, dónde está?

 

La Secretaría de Marina descubrió en Sonora, cerca de la frontera con Estados Unidos, un enorme laboratorio para la producción de droga sintética donde fueron aseguradas 80 toneladas de metanfetaminas, con un valor en el mercado superior a los 600 millones de dólares.

En el megalaboratorio clandestino, los oficiales encontraron 72 reactores, 102 condensadores, 32 centrifugadoras, así como vehículos, motocicletas, remolques y diverso material relacionado con la producción de drogas sintéticas.

El descubrimiento, que ocurrió esta semana en la comunidad de Rancho Viejo, municipio del Quiriego, al sur de Sonora, a unos 650 kilómetros de la frontera con Arizona, fue reportado este domingo por autoridades.

El aseguramiento fue resultado de un operativo conjunto entre elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), agentes de la Fiscalía General de la República (FGR) y autoridades estatales de Sonora. Entre los objetos asegurados también se encontraron 35 toneladas y 250 kilogramos de droga lista para su venta, es decir, metanfetamina en su forma más comercial que son las piedras de cristal. Lo que no dice la autoridada es ¿dónde quedó este importante cargamento de droga “decomisado”, o en qué “tiendita” ahora la venden?.

 

REFLEXIÓN

 

Distinguida señora Nahle; no se preocupe por la supuesta campaña de descalificación y patanerías que se le vienen encima, no, descalificada como zacatecana y como veracruzana más. Y lo de las patanerías mejor amarre a sus perros (los que le contrataron para defenderla) esos son tan bravos que hasta a los de casa muerden. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx | formatosiete@gmail.com