FGE de Veracruz es investigada por múltiples casos fabricados y encarcelar a inocentes

Entre lo utópico y lo verdadero    Claudia Guerrero Martínez

***Fabrican nuevos delitos para vincular a proceso al exfiscal Jorge Winckler Ortiz y así  obligar a los exfuncionarios de Javier Duarte  apoyar económicamente las campañas de MORENA.

*** Se caen los señalamientos de Naldy Patricia Rodríguez Lagunes en contra de la expresidenta del IVAI Yolli García Álvarez, al ser no vinculada por los cargos de peculado e incumplimiento de un deber legal.

*** Jorge Eduardo Sisniega Fernández en plena campaña a la diputación sin haber renunciado como director administrativo en SESVER.

La desesperación por mantener casos fabricados, testigos fantasmas, desaseo en la integración de carpetas de investigación colgadas con alfileres, todo esto ha provocado que la  Fiscalía General del Estado de Veracruz y su espuria fiscal general Verónica Hernández Giadans sean protagonistas de denuncias presentadas en el ámbito nacional e internacional por corrupción, abuso de poder y tráfico de influencias, así como la integración de investigaciones en contra de jueces de control en varios penales del Estado por obedecer las indicaciones de su presidenta magistrada Lizbeth Aurelia Jiménez, quien puede ser destituida de su cargo por desacato a mandatos de jueces federales y amparos, resoluciones de magistrados, así como recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Resulta que como bola de nieve, la FGE en Veracruz lleva una larga lista de carpetas de investigación fabricadas, siendo jueces federales quienes tiran las imputaciones, reconocen que éstas no tienen sustento, testimonios endebles, comprobándose ser superficiales y lo interesante, usan declaraciones y denuncias de otras personas  para la integración de nuevas carpetas para imputar a presos que han ganado amparos y recursos de revisión, con el fin de mantener a los imputados en prisión y no evidenciar carpetas de investigación desaseadas, fabricadas y con el  fin de proteger a los verdaderos culpables.

Sabemos que la permanencia de Verónica Hernández Giadanas está en la mesa de discusión, ya que ella ha presentado dos veces su renuncia, pero el gobernador de Veracruz no la ha aceptado, pues ella debe seguir manteniendo el cochinero en la FGE, bajo la operatividad del conocido como “El Pámpano”, Manuel Fernández Olivares, quien es el presunto  abogado general de la Fiscalía General y de la Secretaría Técnica, pero además, comanda grupos delincuenciales y hasta el mismo Cuitláhuac García le tiene miedo, ya que “El Pámpano” es el enlace con lo peor de los grupos criminales.

La desesperación en la administración de Cuitláhuac García, que Jorge Winckler Ortiz y colaboradores sigan recluidos en penales, es con la firme necesidad de mantener una mentira orquestada entre el exsecretario de Gobierno Eric Patrocinio Cisneros Burgos,  la incompetente Verónica Hernández Giadans y  Luis Ángel Bravo Contreras, así como su chofer y guarura Francisco Zárate Aviña, siendo estos dos últimos, quienes declararon que se violentaron sus presuntos derechos, así como alegar sin comprobarse legalmente el delito de  desaparición forzada y privación ilegal de la libertad en la modalidad  de secuestro, imputaciones con dolo por el simple hecho que Jorge Winckler detuvo a Luis Ángel Bravo por una larga, larguísima lista de imputaciones a su paso como fiscal general durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

No perdamos de vista, que actualmente Javier Duarte de Ochoa, además de purgar una sentencia por 9 años, por los delitos de corrupción y uso ilegal de recursos,  lleva un segundo proceso judicial por el delito de desaparición forzada y privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro, carpeta de investigación en la que incluye como indiciados al exsecretario de Seguridad Pública Arturo Bermúdez Zurita y al propio Luis Ángel Bravo Contreras, por omisión a un deber legal, así como alterar la carpeta de investigación por la manipulación de cuerpos de policías, sin olvidar la complicidad, delincuencia organizada y abuso de poder , así como tráfico de influencias.

La realidad es que Eric Cisneros negoció con Luis Ángel Bravo Contreras y su chofer para imputar a Jorge Winckler a cambio de impunidad.

Este gobierno estatal corrupto, como buenos creadores de carpetas de investigación fabricadas,  el pasado viernes,  el exfiscal general Jorge Winckler Ortiz fue trasladado del penal de Almoloya, en Toluca, Estado de México, al penal de Pacho Viejo, para comparecer ante el juez del Distrito Judicial de Xalapa, por el delito de tortura, coincidentemente cuando el 15 de febrero gana un amparo y su situación había cambiado de prisión preventiva a resguardo domiciliario por el delito de desaparición forzada  y privación ilegal de la libertad.

Ante un amparo otorgado a Jorge Winckler para que  estuviera en su casa llevando su proceso judicial, ese mismo día se integró una carpeta con fecha anterior y del 2022, siendo el mismo chofer de Luis Ángel Bravo Contreras quien de nuevo imputara a Winckler Ortiz, ahora por el delito de tortura con la Carpeta de Investigación  47/2022. Sabemos  que Francisco Zárate Aviña fue llamado unos días antes de la publicación del cambio de situación legal y hacerlo declarar, así como firmar una nueva imputación, ahora por tortura y lo que resulte, con el fin de seguir manteniendo al exfiscal general en prisión, en clara manipulación de una Investigación Ministerial y prestándose el mismo juez de control, quien acató órdenes  de no dejarlo en libertad por la magistrada presidenta Lizbeth Aurelia Jiménez.

Recordemos, que a su paso como fiscal general Jorge Winckler realizó detenciones apegadas a la ley e investigaciones en contra de pillos colaboradores de Javier Duarte, exgobernador preso en el Reclusorio Norte, gracias a las acciones de Jorge Winckler. Ante un acuerdo entre duartistas para que no siguiera otro Yunes en el gobierno, apoyaron a Cuitláhuac García y en agradecimiento, destituir a Jorge Winckler, librarle órdenes de aprehensión, detenerlo el 25 de julio del 2022 en Puerto Escondido, Oaxaca y buscar a Francisco Zárate Aviña para ser la única presunta víctima que señala a Winckler de delitos fabricados y sin sustento.

Eso explica que Jorge Winckler ha ganado todos los recursos legales y no hubo comprobación de las primeras imputaciones de Francisco Zárate quien lo acusó de privarlo de la libertad por unas horas con la intención de revelar el paradero de su entonces jefe, siendo falsas estas afirmaciones.

Recordemos, las declaraciones del secretario técnico del Senado de la República José Manuel del Río Virgen y  de la exjueza Angélica Sánchez García quienes sufrieron privación de la libertad, literalmente fueron desaparecidos por muchas horas, violentaron su libertad y presentados ante un juez de control, bajo fabricadas imputaciones en una carpeta de investigación creada por la actual fiscal Verónica Hernández Giadans. Compartimos la liga de las declaraciones de José Manuel del Río Virgen a un medio oficialista: https://www.facebook.com/watch/?extid=WA-UNK-UNK-UNK-IOS_GK0T-GK1C&mibextid=z9DgKg&v=316267944309526

Además, absolvieron a la exconsejera presidenta del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Yolli García Álvarez, quien fue acusada por la actual consejera del IVAI Naldy Patricia Rodríguez Lagunes, la misma que citó a Yolli García en un café y en ese lugar, ser  detenida e imputarle los delitos por incumplimiento de un deber legal y peculado, al igual que a otros consejeros, quienes fueron detenidos ilegalmente.

Recordemos que Yolli García Álvarez no quiso ser sentenciada y estuvo presa por varios años, hasta que fue absuelta de toda imputación este pasado 16 de febrero. Estaba arraigada y fue un juez federal quien cambió su situación legal. La misma Yolli  sigue el proceso legal por ejercicio indebido del servicio público, abuso de autoridad y coalición, como lo informan medios estatales.

No debemos olvidar que la denuncia interpuesta por Naldy Rodríguez Lagunes  en contra de Yolli García Álvarez fue una venganza personal por órdenes del exsecretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, operada por la fiscal Verónica Hernández Giadans y la “atormentada Naldy” no pudo sostener tanta mentira, reconociendo un juez federal que Yolli García Álvarez era inocente y las pruebas eran improcedentes, sin existir el delito de peculado. Una denuncia falsa de la malograda pseudoperiodista y hoy consejera del IVAI  Naldy Rodríguez Lagunes, quien fue usada por “El Bola 8” y la fiscal general del Estado de Veracruz.

Notita importante: Cínicos y violentando la Ley Electoral, observando a funcionarios de Cuitláhuac García Jiménez y la corrupción evidenciada una y otra vez en SESVER, bajo la responsabilidad de la jefa del Departamento de Apoyo a la Gestión Administrativa, Verónica Durante Marini, quien viaja todos los fines de semana a Poza Rica, en vehículos oficiales y con chofer para apoyar la ilegal campaña a diputado de quien aún cobra como director administrativo en la Secretaría de Salud y SESVER, Jorge Eduardo Sisniega Fernández, utilizando recursos públicos. Lo más vergonzoso, que estos funcionarios estatales se ostentan como “honestos”.