La silla maldita

La política en rosa     Elsbeth Lenz 
En febrero de 2014, Luis Ángel Bravo Contreras, fue ratificado por el Congreso Local Veracruzano, como Procurador General del Estado de Veracruz, Angelito había sido de julio de 2011 a febrero de 2013, consejero y presidente también, del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información.
Abogado de profesión, e incluso doctor en derecho por la Universidad de Almería, el hombre tenía experiencia como agente del Ministerio Público y fue un miembro activo del Ilustre Colegio Nacional de Abogados de México, con estas cartas credenciales y con la bendición del gobernador de aquel entonces, Bravo Contreras llegó con sus pestañotas y sus trajes con chaleco, como de gánster italiano; a la silla maldita.
Durante los primeros 3 años sentado en su silla, todo fue trabajo y felicidad, el hombre se dedicaba mayormente a la luminaria y al estrellato, aparecía muy acicalado con un bronceado perfecto y sus pestañotas, hablando muy correctamente en ruedas de prensa… hasta que un día llegó Miguel Ángel Yunes Linares y Angelito dejó de ser un rockstar maravilloso, para convertirse en prófugo de la justicia, ya que nada más llegar Yunes Linares al Gobierno Estatal, le echó encima todo el peso de su negra amargura y Bravo Contreras, que nunca se distinguió por su valentía, salió despavorido huyendo.
Finalmente en junio del 2018, Bravo Contreras, fue detenido en la Ciudad de México y trasladado a Pacholandia, donde ya lo esperaban al menos Arturo Bermúdez, Francisco Valencia y creo que hasta Mauricio Audirac, seguramente lo pasó mal, peroooo lo bailado nadie se lo quita… ejerció el poder y disfrutó de él, en mayo de 2019, Luis Ángel Bravo Contreras, salió de la cárcel en donde permaneció poco menos de un año y no se ha sabido mayor cosa de él.
La salida de Bravo Contreras, facilitó la llegada en diciembre de 2016  de Jorge Winckler Ortiz, un abogado de origen oaxaqueño, que había saltado a la fama, como defensa de Josefina Gamboa, en aquel feo caso en el que perdió la vida un joven en Boca del Río; Winckler Ortiz, también estuvo muy relacionado con el mal llamado caso de los Porkis jarochos.
Winckler Ortiz, era activo usuario de redes sociales y ahí plasmaba su exitosa vida empresarial y familiar, a lo largo y ancho de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, tan pronto llegó a la silla maldita, mudó a su familia a Xalapa y se dedicó a encarcelar a todos los que pudo…
La relación de Winckler Ortiz y Yunes Linares, tenía sus particularidades, el joven abogado admiró profundamente a su mentor y dedicaba su vida a obtener la aceptación de este, sin embargo el gusto le duró poco, ya que con la llegada del gobierno de Cuitláhuac García, su permanencia en la silla maldita, se vio amenazada.
Desde el primer minuto al poder, los morenos lo despreciaron con su alma, pero el alegaba que el Congreso Local, lo había designado por 9 años y él, haría lo propio. Los morenos se tardaron, pero finalmente en marzo de 2020, lo tumbaron de la silla maldita, lo hicieron prófugo de la justicia, para finalmente detenerlo en en julio del 2022 en Oaxaca, luego de pasar dos años prófugo.
Desde entonces y hasta el pasado viernes, Winckler Ortiz, estuvo recluido en el penal federal de máxima seguridad del Altiplano, donde con las restricciones propias de una cárcel federal, pero al menos podría dormir; Ahora que desde el pasado viernes, al ser trasladado al penal estatal de Pacho Viejo, no habrá pegado el ojo de la angustia y es que independientemente de la humillación de llegar al reclusorio, donde él encerró a tantos, ahí debe haber recluidos  compañeros y aliados de muchos de los funcionarios, que el mismo encarceló ¡Vaya una pesadilla! Lo peor será que él, estando siempre a la sombra de Yunes Linares, seguro ni disfrutó del pequeño periodo de poder que tuvo, al contrario, lo debe haber traído con la rienda muy corta y la espuela encajada.
Ahora bien, aún no termina Cuitláhuac García su periodo como gobernador y desde el pasado sábado, circulan versiones de la destitución de la Fiscal General, Verónica Hernández Giadáns, quien más que un instrumento del ejercicio del poder, ha sido una mujer abnegada y sumisa, que estuvo a la orden y agrado del célebre Secretario de Gobierno, don Eric Cisneros…
¿Cuál será su futuro luego de abandonar la silla maldita? Hagan sus apuestas mis hermosos… ¿La ven como carne de Santa Marta? O ¿Carne de Pacho?
Así las cosas y arrancamos semana con toda la actitud…
Comente politicaenrosa@outlook.com  entérate www.lapoliticaenrosa.com y sígueme en mis redes sociales @elsbeth_lenz