Los enviados ocultos de César Yáñez y Adán López a Veracruz


Al respecto…    Alejandro Aguirre Guerrero

Pocos son los que saben que la Secretaría de Gobernación tiene en Veracruz a varios observadores “en calidad de encubiertos”. Y son los que desde hace meses operan (a distancia) tanto César Yáñez como Luisa María Alcalde.

En su momento, lo revelé en esta columna y ahora que Yáñez se incorporó de manera oficial a la campaña de Sheinbaum, todo cobra el debido sentido. El mecanismo era operado desde la Subsecretaría de Gobernación y auspiciado también por Adán Augusto López.
AMLO y su compañero tabasqueño (Adán López), ya tenían pensado que Yáñez se integrara al equipo de Sheinbaum desde antes de que las corcholatas fueran designadas, pues la exjefa de la CDMX siempre fue la elegida, y así lo diseñaron.
César Yáñez comenzó a operar el envío de “observadores encubiertos” a todos los estados donde gobernaba el movimiento; lo hizo desde cuando tomó la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Segob, a mediados del 2022.
De esta manera, ahora que se llegaron los tiempos y el nacido en Colima se integra a lo que mejor saber hacer (a operar elecciones), los observadores colocados en los estados cobrarán mayor relevancia, pues hasta el momento han estado trabajando de manera encubierta.
El objetivo de los “observadores” siempre ha sido vigilar el actuar de los propios morenistas desde el interior, buscando reducir aquellos negativos “que los propios emanados del movimiento” provocan con sus acciones (o tropelías ante la cercanía de las elecciones).
En el caso de Veracruz, la mayoría de los “encubiertos” se encuentran en las secretarías de gobierno, seguridad pública, salud, finanzas, infraestructura y educación, además de la oficina del gobernador. Son personajes de bajo o alto perfil y han pasado inadvertidos para todos, hasta para el propio mandatario veracruzano.
A ver qué pasa.