Del campo al PRIAN La CNC nació para “defender” campesinos.

Hoy es un brazo político en manos de Xóchitl

Por Daniela Barragán

Para Sinembargo

Otro de los brazos políticos del PRI que nació como una organización gremial que vigilaría el acceso a derechos de un grupo en concreto, es la Confederación Nacional Campesina que no se preocupa en cuidar las formas: sirve a este Partido y con quien esté el Partido.

Ciudad de México, 23 de febrero (SinEmbargo).- Es un enigma el número de campesinos que forman parte de la Confederación Nacional Campesina (CNC), brazo político del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y que mantiene como slogan la frase de Emiliano Zapata: ¡Tierra y Libertad!

Su edificio, ubicado en Santa María la Rivera en la Ciudad de México —a unas cuadras de la sede Nacional del PRI—, funciona hoy también como un restaurante que, se asegura, es de los agremiados, aunque nada refiere a ellos.

Edificio sede de la CNC. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargio

En las paredes en las que hay fotos de su actual líder Leticia Barrera y Alejandro Moreno Cárdenas. También hay letras doradas que son testigos de la inauguración de la sede en 1966 por el Presidente Gustavo Díaz Ordaz en el marco del 68 aniversario de la muerte de Emiliano Zapata acompañado de la frase: “condicionado para mejor servicio de los campesinos”.

Pero la cifra de los campesinos beneficiados se desconoce. Luego de una búsqueda en su página web y en consulta directa, no hay un dato de la verdadera la representación que mantienen en pleno 2024. De acuerdo con el último censo agropecuario del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el país hay 29 millones 806 mil 706 hectáreas para uso agrícola de las que se obtienen 34.6 millones de toneladas de los principales granos que se producen en el país (arroz, cebada grano, frijol, maíz grano amarillo, maíz grano blanco, sorgo grano y trigo grano).

Para obtener todo eso es necesario el trabajo de 26 millones 984 mil 247 mexicanos. Ellos conforman la mano de obra en las actividades agropecuarias: 84 por ciento son hombres y 16 por ciento mujeres.

Aunque el peso real de la CNC, fundada el 28 de agosto de 1938, es un dato que no está a la vista, sus líderes tienen espacios garantizados en el PRI como “representantes del sector campesino” pero además, su actual líder, la priista Leticia Barrera participa en el equipo de la candidata presidencial Xóchitl Gálvez, quien le encargó el “enlace con el campo”.

Al estilo de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la CNC fue concebida como una organización que vigilaría el cumplimiento de los acuerdos de la Revolución Mexicana, en concreto, el reparto agrario. Sin embargo, se entregó al PRI —antes Partido de la Revolución Mexicana (PRM)— en poco tiempo.

Imagen de 2018, el entonces candidato del PRI a la Presidencia José Antonio Meade arropado por la CNC. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

En pleno auge del Cardenismo, como se le conoce al periodo de Gobierno de Lázaro Cárdenas, nació la CNC impulsada incluso por anarquistas como Enrique Flores Magón. Estuvo integrada por ejidatarios, comuneros, solicitantes de tierras y productores agrícolas. Alcanzó representatividad en los 32 estados, además de incluir ligas de comunidades agrarias, sindicatos campesinos, comités regionales y municipales.

¿Qué fue lo que aceleró su brinco al partido?

Que éste les ofreció cargos a los líderes con el objetivo de que quienes llegaran fueran la voz de sus representados, en este caso, el sector agrícola y campesino.

De acuerdo con información recopilada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la CNC congregó en un inicio a 700 mil campesinos bajo el lema de “Campesinos de América, Uníos”, en una abierta referencia a una de las frases que el Manifiesto Comunista volvió icónica: “proletarios del mundo, uníos”.

“Sus objetivos eran continuar con el reparto agrario, auxiliar en los tramites gubernamentales y observar que los funcionarios locales otorgaran facilidades para la distribución y dotaciones de tierra o aguas a los afectados”, agrega el artículo.

Actualmente, la CNC es una organización que abiertamente es priista, tanto que quien toma protesta al dirigente es el Presidente Nacional de ese partido. Y cuando el Presidente de la República perteneció a éste, el dirigente en turno agradecía los apoyos al campo.

Por ejemplo, Gerardo Sánchez García, director de la CNC y Senador del PRI, dirigió uno de tantos discursos al “muy estimado licenciado” Enrique Peña Nieto:

“La CNC, señor Presidente, ha sido tenaz y obsesiva por encontrar nuevas rutas, nuevos caminos por los cuales transitar a nuevos estadios de desarrollo del sector agropecuario con mayor justicia y equidad. Hoy, aplaudimos el compromiso que usted tiene con el campo. Los cenecistas, antes y ahora, le hemos tomado la palabra, señor Presidente. El campo, como está requiere no sólo una cirugía mayor, sino de emplear toda nuestra energía, talento e imaginación para que cerca del 30 por ciento de la población y el 60 por ciento de los más pobres de los pobres, que viven en el campo, dejen de serlo”.

Leticia Barrera y Xóchitl Gálvez. Foto: @CNC_CEN

El discurso cambia cuando no están en el poder. La Jornada relató la toma de protesta de Leticia Barrera el pasado 17 de septiembre. Frente a los líderes de su partido, aseguró que los campesinos mexicanos se encuentran sumidos por el abandono y la omisión gubernamental:

“Leticia Barrera consideró que asume el cargo en tiempos de adversidad, ‘en un momento en el que los ataques desde el poder son excesivos, al disfrazarse de democracia, y en un régimen donde se pretende desaparecer cualquier oposición. Por eso México necesita al PRI, y que la firmeza de la dirigencia de Alejandro Moreno ha sido fundamental para conservar nuestras instituciones’”.

Y aunque para este 2024 el PRI no tiene candidato presidencial, la CNC no tardó en cerrar filas con la candidata Gálvez, que proviene del Partido Acción Nacional (PAN), y a su vez, ésta le entregó responsabilidades a Leticia Barrera.

El 5 de septiembre, cuando Gálvez presentó a su equipo de campaña que se encargarían de prepararle planes de trabajo, le asignó a Barrera el manejo del “Comité de Enlace con el Campo”.

Las actividades de la CNC ya están enfocadas en las tareas de Gálvez: se les ha visto a representantes en los eventos de la candidata y a ella los eventos de la CNC, en la ya tradicional coreografía priista que se repite cada seis años.