SUPLENTE, PESO COMPLETO

Los Políticos  Salvador Muñoz

Cuando dicen que Pepe Yunes está creciendo, es hasta cierto punto lo más lógico en su carrera por la Gubernatura, tan lógico que ahora esté en las encuestas a 20 puntos de Rocío Nahle o 12, dependiendo de la casa.

El crecimiento lógico de Pepe se establece en una razón simplista: fácilmente, Rocío Nahle lleva tres años como “candidata” posicionada en los medios y sobre todo, en la militancia con una que otra piedra negra o minatitleca en el camino, pero en el imaginario de muchos, ya viene haciendo campaña desde hace rato.

Pepe inicia de cero, desde el fondo, y la aceptación unánime del priísmo hacia su figura, lo obliga a tomar un solo camino: todo para arriba.

Nahle en sí, tiene más negativos que positivos que van desde los más absurdos a los más crudos, mientras que Pepe, aparentemente, fácil le cuento dos negativos.

En los negativos absurdos de Nahle, está su origen, zacatecana. Digo “absurdo” porque el panismo veracruzano que esputa para arriba ello, se le olvida que nuestro paisano Mauricio Kuri gobierna Querétaro. A ello se le agregan los negativos crudos: Dos Bocas, las leyendas negras en torno a su marido Pepe Peña, pero sobre todo, por cualquier lado que se le vea, el criticable gobierno de Cuitláhuac García, entre otros que es seguro, la oposición y los pepistas, han de tener en la punta de la lengua.

Los dos “negativos” de Pepe, entrecomillados, pues al final, aparentemente no son su culpa, serían, primero, su propio partido, pues las preferencias marcan que la gente no quiere saber nada que tenga las siglas del PRI. La segunda, la alianza que el PRI ha hecho con el PAN luego de que ambas entidades políticas fueran acérrimas enemigas hasta que su misma adversidad creó su propia Némesis: Morena.

Es seguro que entre algunos priístas y panistas de viejo cuño, este matrimonio por conveniencia que se viene dando hace poco entre PAN y PRI, lo vean como la sacrílega unión entre un Montesco y un Capuleto; para los jóvenes, es similar a como muchos águilas vieron la incorporación del ex chiva Chicote Calderón al equipo de Coapa, aunque para el político (sea tricolor o blanquiazul o hasta de cualquier color), quizás sea pragmatismo puro, porque las circunstancias lo demandan.

Y sobre esto último, baste ver el revuelo que ha generado la incorporación al juego electoral de Miguel Ángel Yunes Linares, quien nomás de suplente en las aspiraciones de su hijo por un escaño, le dio un giro a la campaña de Pepe.

A ello se le suma la reunión que sostuvo con el mismo Pepe este jueves, donde la figura a destacar ya no fue la del candidato, ¡sino la del suplente!

Yunes Linares es un imán para jalar reflectores… ni duda cabe… habrá que ver si en la siguiente encuesta, su aparición en el escenario electoral le genera a Pepe acortar aún más la distancia entre Nahle, aunque en primera instancia, en el ánimo del priísmo (el pragmático), perciben que esto ya se está dando, tan así, que el invitado de lujo el próximo miércoles 28 de febrero, en el auditorio Reyes Heroles, en la sede del PRI estatal, será este personaje que a principios del siglo, quitaron su cuadro de ex presidentes del partido y que hasta hace apenas unos años, cuando fue gobernador, era el coco del priísmo… y hoy, es curioso, sean circunstancias, sea pragmatismo, o como quiera verlo, ya hay quienes consideran a Yunes Linares la bocanada de aire puro para las aspiraciones del candidato de la Oposición…

Quién sabe, pero en una de ésas, Yunes Linares se convierta en el ariete de la Oposición, el que se ponga los guantes, el que se suba al ring, cuando la caballerosidad de Pepe Yunes se lo impida.