De vergüenza autopista Xalapa-Veracruz


Astrolabio Político  Luis Ramírez Baqueiro

“No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices.” – Robert Louis Stevenson.

Recorrer los 110 kilómetros entre Xalapa y Veracruz a través de la carretera concesionada es una verdadera hazaña, que pone en riesgo la vida de conductores que deben transitar de manera regular.

Aun cuando son dos los tramos concesionados a la empresa concesionaria ACCSA S.A. de C.V., encargada de la carretera y casetas de cobro de Plan del Río y La Antigua, solamente en sus tramos es que la misma presenta condiciones más o menos aceptables para su circulación.

La realidad es que se ha intentado buscar información respecto al manejo de la empresa responsable de sus operaciones y cuidado, generándose una duplicidad respecto al nombre del concesionario, pues hasta el año 2017, la empresa responsable de su manejo, mantenimiento y operación era de la empresa Concesiones y Promociones Malibrán, S. A. de C. V., propiedad de la familia del extinto Valentín Ruiz Ortiz.

Fue precisamente el 27 de julio de 2017 que con la anuencia del entonces Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares que el Congreso Local extendió la concesión y operación de la autopista por un plazo de 30 años más, cuando faltaban 7 años para la conclusión de dicho permiso de explotación y operación del libramiento Plan del Río, de la autopista Veracruz-Xalapa.

La fecha que entonces se buscaba ampliar era el 15 de julio de 2023, el cual al momento ya feneció

A pesar de que faltan siete años para que concluyera el plazo de concesión, el Congreso del estado aprobó a solicitud del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares de darles 30 años más la concesión.

Hasta ahora lamentablemente las condiciones en que se encuentran grandes tramos de esta vía de circulación son deplorables sin que la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas del Estado (SIOP) intervenga, dejándole su mantenimiento al Centro Golfo Centro de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

Misma que está a cargo de un fantasma, porque desde la salida de ese centro Martín Ramón Álvarez Fontán que ejecutó trabajos de rehabilitación de 16 kilómetros en la carretera Xalapa-Veracruz con una inversión de 56 millones de pesos, hasta el momento, la autopista está sujeta a su suerte.

Próximos estamos al inicio del periodo vacacional de Semana Santa en el que la afluencia de vehículos se incrementará, la evidencia de este incremento en el flujo de la circulación ha sido atendido por las empresas concesionarias en sus casetas, las cuales han ampliado para mayor capacidad en el cruce.

Pero por otro lado el Centro SICT, a cargo de Luis Antonio Posada Flores, desconocemos que realiza, será importante alertar al presidente Andrés Manuel López Obrador en una de sus mañaneras sobre la grave situación que enfrenta la principal arteria de comunicación entre el Primer Puerto de México y su ciudad capital.

Porque al ritmo que llevamos, llegará la Semana Santa y los accidentes estarán a la orden del día por la imprudencia e indiferencia del responsable federal de la red carretera estatal.

A ver si algún diputado de estos que anda caliente por brincar de curul en curul comienza a ejercer presión respecto al tema, pues con las vidas de los mexicanos no se juega.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx