AMLO pide a Biden y Trudeau no ayudar a la «mafia del poder» ante amenaza de aranceles al acero

“Aprovecho para decirle a primer ministro Trudeau y al presidente Biden, con todo respeto, que se entienda la circunstancia que se vive en México, donde se está llevando a cabo una transformación y hay un grupo reaccionario», afirmó.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “No merecemos maltrato ni que se manche el prestigio de México”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador ante los aranceles que Estados Unidos amenaza con imponer por el tema del acero, y dijo que se trata del resultado del lobby que hacen “conservadores” de México en ese país, por lo que pidió a los gobiernos estadunidense y de Canadá “se abstengan de ayudar a la mafia del poder”.

“Aprovecho para decirle a primer ministro Trudeau y al presidente Biden, con todo respeto, que se entienda la circunstancia que se vive en México, donde se está llevando a cabo una transformación y hay un grupo reaccionario, de los corruptos que se sentían los dueños de México, que llevaron a la decadencia de México, que quieren regresar por sus fueros y como tienen mucho dinero se valen de todo”, afirmó.

Al mandatario mexicano “me gustaría que el presidente Biden o sus asesores, el primer ministro Trudeau conocieran la campaña de AMLO presidente narco, ellos tienen la forma de saber cómo se arman estas campañas para que no participen en favor de esta guerra sucia, se abstengan de participar ayudando a la mafia del poder económico y del poder político en nuestro país”.

Les envió el mensaje de que eso es inmoral, sobre todo porque este gobierno, dijo, siempre ha tratado a las autoridades de Canadá y de Estados Unidos con respeto, “no merecemos maltrato ni que se manche el prestigio de México, de sus autoridades, que a diferencia de antes fueron electas de manera legal y legítima sin fraudes electorales, entonces nada más que estén pendientes porque pues un jefe de Estado tiene tantas cosas que de repente sus círculos más cercanos o más lejanos toman decisiones que afectan las relaciones”.

El jefe del Ejecutivo Mexicano dijo que notan que los conservadores promueven estas estrategias en Estados Unidos y en Canadá, para “agarrar a México de piñata, echarle la culpa a México de todos sus problemas, como si México fuese culpable del consumo de la droga en Estados Unidos”, también apuntó al tema migratorio.

“Y ahora Canadá está en lo mismo, está queriendo tomar medidas en contra de México, pero lo lamentamos mucho, se está en una negociación para que se llegue a un acuerdo de que nosotros podamos controlar los flujos migratorios de Canadá, como siempre lo hemos hecho y hemos actuado con ellos de manera generosa con el gobierno del primer ministro Trudeau, pero ya estaban a punto de aplicar medidas unilaterales, ahora precisamente que son las elecciones en México”.

Apuntó que es el mismo caso del acero con Estados Unidos, por lo que consideró: “Qué casualidad, nada más que primero que se enteren, que vean las encuestas, yo no me puedo meter en eso, pero que entren en razón, ¿van a poder con esas medidas, con la guerra sucia manipular al pueblo de México? No, no, entonces Castañeda y Dolia Esteves y Aristegui, Aguilar Camín, Claudio X González…” y señaló a más comunicadores.

Con los dos países, sostuvo, hay muy buenas relaciones y no tienen por qué afectarse, no hay motivo, “ojalá y se entienda esta circunstancia”.

“En general se les está hablando por ejemplo de cerrar la frontera, imagínense cuánto tiempo duraríamos con la frontera cerrada si somos los principales socios económicos, comerciales en el mundo, pero son balandronadas porque eso no es sensato, no le conviene ni al pueblo de Estados Unidos ni a nosotros, a nadie”, señaló.

El presidente añadió que sus estrategias son disparates por la cuestión electoral y lo único que les pide es que se moderen y no se metan, “si pueden convenciendo a la gente de que no son clasistas, que no son racistas, que no son corruptos, pueden obtener votos, pero jueguen limpio por qué tanta perversidad”.