‘Golpe’ a las finanzas: Ingresos petroleros y tributarios quedan 29 mil mdp debajo a lo previsto en enero

Los ingresos presupuestarios recaudaron en enero 658 mil 903.6 millones de pesos, los cuales fueron impactados por menores ingresos petroleros y de impuestos.

Para: El Financiero

Los ingresos presupuestarios totales del sector público de enero resultaron inferiores en 29 mil 421.1 millones de pesos, respecto a lo presupuestado, al contabilizar 658 mil 903.6 millones de pesos (mdp), impactados por caídas en la captación de ingresos petroleros y de impuestos.

La dependencia matizó el resultado al señalar que descontando la inflación, los ingresos presupuestarios de enero se mantuvieron prácticamente constantes, al crecer 0.8 por ciento reales respecto del primer mes de 2023.

Los ingresos provenientes de la actividad petrolera cayeron 26.7 por ciento anual en enero del presente año, en términos reales, con lo que hilaron 12 meses consecutivos con retrocesos.

La Secretaría de Hacienda reportó en su Informe de Finanzas y la Deuda Públicas a enero de 2024 que los ingresos petroleros por 63 mil 945.8 millones de pesos tuvieron un mayor tropiezo al resultar menores a los 103 mil 404.6 millones de pesos programados para el primer mes, lo que implicó una diferencia negativa de 39 mil 458.8 millones de pesos.


James Salazar, subdirector de análisis de CI Banco, expresó que un elemento que mermó los ingresos petroleros se ubicó en los precios internacionales del petróleo durante enero, que bajaron a pesar de todas las dificultades que siguen habiendo por temas geopolíticos.

Este resultado explica, en parte, que la plataforma de producción estuvo en 200 mil barriles diarios en promedio, por debajo de lo proyectado.

Además, se había calculado que el tipo de cambio promediaría en enero 18.2 pesos por dólar y el dato observado fue de 17.2 unidades por billete verde, lo que implicó que su precio fue 5.3 por ciento más bajo, lo que afecta el valor de las exportaciones.

La crítica de siempre es que la producción quedó por debajo de lo programado, expresó Salazar, por lo que también se recrimina que los apoyos a Pemex no están sirviendo de nada o están funcionando muy poco.

Se desacelera la recaudación

Adicionalmente la recaudación se desaceleró, lo que implicó un bajo crecimiento en los ingresos totales, que aunado al repunte en el gasto, implicó un déficit fiscal significativamente superior al del primer mes del año pasado.

En tanto, los ingresos tributarios durante el primer mes del año quedaron por debajo de lo programado en 3 mil 160.6 millones de pesos al captarse 475 mil 66.3 millones de pesos, al captarse 475 mil 66.3 millones de pesos, un 4.8 por ciento más a tasa anual, su menor avance en ocho meses.

Salazar argumentó que la caída de los ingresos por impuestos obedece en gran parte a una menor actividad económica.

“La realidad es que desde la segunda mitad del año pasado, en particular en el último trimestre, se registró una ralentización importante en la actividad económica, y esto incide sobre todo en la parte de recaudación tributaria”, abundó.

Los ingresos captados por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) salvaron la recaudación de enero.

Los ingresos tributarios aumentaron 4.8 por ciento real anual, entre los cuales destacó el desempeño del IEPS, cuya recaudación creció 61.1 por ciento real anual derivado del aumento del componente de combustibles.

El IEPS en gasolinas y diésel repuntó 354.4 por ciento anual, al pasar de 7 mil 244.3 millones de pesos, a 34 mil 526.3 millones.

Por otro lado, la captación de ISR, de 262 mil 146.8 mdp, se ubicó en 686.6 millones de pesos por encima de lo previsto, pero en términos reales significó una disminución de 1.2 por ciento, su primer retroceso en ocho meses.

Mientras que el IVA recaudó 124 mil 494.8 mdp, 761.1 mdp inferior a lo programado, lo que representa una baja de 3.8 por ciento real y su primera caída en cinco meses.

Sin el IEPS en gasolinas, los ingresos tributarios reportaron una contracción de 1.3 por ciento, según los registros oficiales.

Se acelera el gasto en enero

Mientras los ingresos cayeron, el gasto se aceleró, ya que en enero la erogación neta total de 811 mil 669.7 presentó un incremento de 21.3 por ciento real anual, monto superior al promedio de 3.3 por ciento de los últimos 10 años para el mismo mes.

El crecimiento fue impulsado principalmente por el desempeño del gasto programable de 583 mil 441.1 mdp, el cual aumentó 28.6 por ciento real anual, destacó Hacienda.

El gasto en desarrollo social alcanzó un crecimiento anual de 27.9 por ciento real. Al interior, destacan incrementos en los rubros de salud, protección social y educación de 36.3, 31.3 y 28.6 por ciento real anual, respectivamente.

El déficit presupuestario se ubicó en 152 mil 766.1 millones de pesos, ubicándose 10 mil 89.5 millones de pesos por debajo del nivel programado para el mes. Sin embargo, fue significativamente mayor a los 114 mil 998 millones de pesos de enero de 2023.

En contraste, el déficit primario presupuestario alcanzó los 81 mil 905.4 millones de pesos y fue mayor al programado en 11 mil 850.4 millones de pesos, y contrastó con el superávit de 73 mil 102 millones de pesos reportado hace un año. Mientras que los RFSP se ubicaron en 149 mil 496.0 millones de pesos.