Huerta y el orden de los factores

Hora cero  Luis Alberto Romero

Manuel Huerta Ladrón de Guevara, candidato de la coalición “Sigamos haciendo historia” (Morena-PVEM-PT) al Senado, fue cambiado de la primera a la segunda fórmula por su partido.

Fue una sorpresa: el también ex delegado de los programas federales en Veracruz había logrado un importante nivel de posicionamiento en la encuesta interna de Morena para la selección del candidato a gobernador, proceso en el que finalmente se impuso Rocío Nahle.

Huerta tuvo una carrera parejera con Nahle en esa interna morenista, pero al final, el tema de la equidad de género dio ventaja a la ex secretaria de Energía y ubicó al ex funcionario federal en la primera fórmula para el Senado. Fue el premio de consolación.

Sin embargo, al darse a conocer la lista de candidatos aprobada por el Instituto Nacional Electoral, el nombre de Manuel Huerta fue bajado de la primera a la segunda fórmula, para dar paso a la diputada federal Claudia Tello, muy cercana tanto a la candidata a la gubernatura, Rocío Nahle, como a la aspirante presidencial, Claudia Sheinbaum.

Presuntamente, una vez más el tema del género fue el factor que provocó una nueva degradación del aspirante morenista.

La decisión, ha trascendido, no surgió de la autoridad electoral, el INE en este caso, sino de los propios partidos de la coalición oficialista.

Esa decisión trascendió el pasado viernes y un día después, por la mañana del sábado, el ex delegado del Bienestar convocó a rueda de prensa para dar a conocer su postura.

Desde Coatepec, Huerta dijo que preguntaría al INE ¿qué pasó?, aunque adelantó que si la decisión obedeció a un tema de género, acataría dicha determinación.

Resignado, apuntó: las dos fórmulas de Morena al Senado por Veracruz (la de Claudia Tello y la suya) llegarán a la Cámara Alta; y recurrió a un concepto matemático: “el orden de los factores no altera el producto”.

Sin embargo, en el fondo sabe perfectamente que esa frase, usada para expresar la propiedad conmutativa de la multiplicación y de la suma, podría no aplicarse en otros ámbitos, como en la política por ejemplo.

En matemáticas, 2 por 5 siempre da como resultado 10, igual que 5 por 2; pero en el actual proceso electoral, es diferente el riesgo de ir en la primera fórmula al Senado que el de aparecer en la segunda.

Es simple: con ese cambio en las fórmulas de Morena, aun perdiendo, Claudia Tello será senadora en el próximo Congreso; Huerta no tiene amarrada dicha posición, a la que llegará sólo ganando la elección; es decir, será senador únicamente si derrota en las urnas a un adversario tan complicado como la dupla Yunes Márquez-Yunes Linares.

Al final, lo reconozca o no, al ex delegado lo degradó su partido, al bajarlo dos veces de espacios que sentía en la bolsa.

Esa circunstancia ubica a Huerta con un muy escaso margen de maniobra, porque un error en campaña, o bien un mejor trabajo de sus adversarios políticos, le pondría fuera del próximo Congreso, porque en política, el orden de los factores sí puede alterar el resultado.

@luisromero85