Magnate duda de Sheinbaum


Al pie de la letra    Raymundo Jimenez

El empresario Ricardo Salinas Pliego, el segundo hombre más rico de México y cuya compañía holding Grupo Salinas y sus subsidiarias dan empleo a 100 mil connacionales, no cree en las encuestas que le dan el triunfo anticipado a la candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum.

La televisora del Ajusco es la única de señal abierta que se ha atrevido a cuestionar la imparcialidad y objetividad de las mediciones demoscópicas que a menos de tres meses de la elección presidencial siguen favoreciendo ampliamente a la ex jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

La noche de este lunes, en el noticiero estelar de TV Azteca, el reportero Agustín Rodríguez abordó el polémico tema de los sondeos que le dan a la morenista hasta 30 puntos de ventaja sobre Xóchitl Gálvez, del frente PAN-PRI-PRD.

“La historia de las elecciones demuestra que quienes votan son los votantes, no las encuestas. En México, las elecciones del 2006, las encuestas señalaban que Andrés Manuel López Obrador llevaba la delantera y que ganaría de forma holgada sobre Felipe Calderón, lo que no sucedió”, dijo, mientras aparecía en la pantalla la cifra obtenida por el panista (35.89% de los votos), contra el 35.31% de los acreditados al tabasqueño.

“En Estados Unidos, en 2016, compitieron por la Casa Blanca Hilary Clinton y Donald Trump. Las encuestas en su mayoría daban la delantera a la rubia y fallaron”, refirió el reportero de Fuerza Informativa Azteca, refiriendo que Trump recibió 304 votos del colegio electoral, mientras la esposa del ex presidente Bill Clinton solamente alcanzó 227.

“También en 2016, los habitantes del Reino Unido votaron si les convenía quedarse o no en la Unión Europea. Las encuestas, la mayoría de los políticos y hasta los economistas vaticinaban que los británicos votarían por quedarse. Pero no fue así”, recordó.

El reportero de la televisora de Salinas Pliego entrevistó a dos especialistas. Uno de ellos fue Eduardo Huchim, ex consejero electoral de la Ciudad de México, quien advirtió que “las encuestas no son perfectas”.

“Lo cierto es que hemos tenido ejemplos de las dos cosas, encuestas que fallan escandalosamente porque se equivocan en quien triunfa, y encuestas que fallan de otra manera porque pronostican o señalan un 40% de diferencia y resulta que en la realidad no cambia el ganador, pero sí gana por una puntuación mucho menor”.

“La encuesta real, la encuesta válida, la encuesta que da certeza y que otorga el triunfo, es la del día de la elección. Es la voz de las urnas, diríamos, ¿no? Esa es la que cuenta. Las demás, incluso los mismos encuestadores te dicen: ‘no hay que tomar esto como un pronóstico, hay que tomarlo como una fotografía del instante’, y claro, una fotografía del instante, ¡pero el instante puede cambiar!”.

Otro experto entrevistado fue Arturo Villalpando, un politólogo y escritor de cinco libros de historia presidencial de México, del que, dijo, “nos alerta a no caer en la trampa de las encuestas alegres”.

Villalpando recomendó: “Por eso es importante arrancarnos esa venda de los ojos de que todo está decidido, de que ya tenemos presidenta y que ese día mejor lo ocupemos para hacer otras cosas. No caigamos en ese garlito. Salir a participar”.

El reportero comentó que “desafortunadamente las encuestas son utilizadas como propaganda por quienes las pagan o por quienes son favorecidos por ellas, tratando de convencer al electorado de que la elección ya está resuelta de antemano”.

Insertó otra declaración del escritor y politólogo Villalpando: “Y a partir de ahí, hacemos la inferencia de que va ganando y la otra ya perdió, y el único sentido que tiene es desanimar al elector. Porque yo preguntaría: ¿quién va a un partido de futbol cuando el marcador arranca 10 a cero? ¡Mejor nos vamos a los toros! Ese es su sentido: desanimar al elector”.

El reportero hace este último comentario: “Y es que, como todo en la vida, el marcador más exacto es siempre el final”.

Obviamente, el ala dura del morenismo atribuye la repentina postura crítica de TV Azteca al supuesto enojo del concesionario por la reciente expropiación de su campo de golf en Huatulco, Oaxaca, mediante un decreto del presidente López Obrador que lo declaró área natural protegida. Además del cobro que le viene haciendo el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de más de 22 mil millones de pesos que las empresas de Salinas Pliego adeudan al fisco desde el sexenio del ex presidente Vicente Fox (2000-2006). Anteayer, el mandatario reveló en su conferencia de prensa que le ofrecieron al magnate una quita de 8 mil millones de pesos, pero que rechazó la propuesta que le hicieron para cerrar de una vez este prolongado litigio administrativo.

El capitán del Grupo Salinas fue, en la sucesión de 2018, uno de los principales aliados de López Obrador. Inclusive, en noviembre de ese año, antes de que iniciara la administración del tabasqueño, integró el Consejo Asesor Empresarial con ocho destacados hombres de negocios –entre ellos Miguel Alemán Magnani, el hijo del ex gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco, que actualmente es prófugo de la justicia por evasión fiscal–, quienes bajo la coordinación del empresario regiomontano Alfonso Romo apoyarían al nuevo jefe del Ejecutivo federal para impulsar el crecimiento económico y bienestar social en México.

Sin embargo, en los últimos cuatro años las diferencias entre Salinas Pliego y el Presidente se han ido remarcando cada vez más. Hace tres días, en una entrevista exclusiva con el conductor del noticiero estelar de TV Azteca, Javier Alatorre, el empresario se quejó de que “nos persigue el SAT con una determinación injusta, de que estas pérdidas fiscales no son válidas. Y luego se voltea y dice: ‘Ah, como tuviste esas pérdidas fiscales y una reforma, me las tienes que devolver y págame dos’”.

Salinas Pliego denunció que “contra mí actúan como si se tratara de un caso de seguridad nacional, pero nadie investiga los millones de pesos que se roban de las pensiones para los adultos mayores. Si se roba alguien los 400 mil millones de pesos que están repartiendo a los viejitos y que no los repartió correctamente, ¿tú crees que lo persiga? ¿Tú crees que han hecho una auditoría a los 500 mil millones de pesos que reciben los viejitos en pensiones? Nadie revisa si realmente los adultos mayores reciben todo su dinero, además de algunos que murieron y el dinero de esas cuentas siguieron cobrando. ¿Tú crees que ha habido una auditoría de que realmente todas las personas adultas mayores recibieron ese dinero hoy? Todos los que se murieron, que a poco no siguen cobrando multiplicado, es una cantidad de dinero tremenda. Con las nuevas reformas se dará cárcel en automático por evasión fiscal, pero no por disposición indebida de fondos del Estado”.

Anteayer, en su conferencia de prensa, el presidente López Obrador le pidió a Salinas Pliego “a que si sabe que se están robando el dinero, que nos mande la información y yo presento la denuncia, porque parece que habló que del dinero de los adultos mayores se roban 400 mil millones. Que me mande las pruebas y yo presento la denuncia, y lo hago públicamente aquí, nada más que quiero las pruebas”.

De inmediato, en sus redes sociales, el empresario le respondió al mandatario: “Ya le han presentado pruebas de varios actos de corrupción, entonces que nos diga exactamente qué tipo de pruebas necesita… ¿audios, videos, contratos, transferencias? Porque todo eso se le ha presentado, y no veo a nadie denunciado o en la cárcel, al contrario, los dejan en libertad, pero con gusto, en un ratito que tenga libre les grabo un video. Eso sí, tampoco quiero que me agarren de su distractor, hay que admitir que hay cosas mucho más importantes y urgentes que se deben resolver en el país, aunque creo que ya se les acabó el tiempo”.

¿Con los grandes intereses económicos de por medio, un hombre de negocios como Salinas Pliego se aventaría este tiro no solo en contra del presidente saliente sino descalificando también las encuestas que ya dan por triunfadora a su candidata? Nadie cree que el concesionario de TV Azteca, de Banco Azteca y dueño de Elektra tenga vocación suicida.