¿Por qué la “Guerra Sucia Mediática contra AMLO?


Crónicas urgentes    Lenin Torres Antonio

A propósito del Neoliberalismo versus humanismo mexicano (y democracia económica)

Crónicas Ausentes

Nada es casual ni circunstancial en política, el manejo de los tiempos, como en todo arte de guerra es fundamental para lograr los objetivos, por lo que saber usar los tiempos, los momentos propicios, aprovechar las coyunturas que se presentan, las posibles debilidades del adversario para asestar los “golpes” precisos, se enmarcan en un manejo de los tiempos.

Muchos se preguntarán ¿por qué el asunto de una supuesta financiación ilegal del narcotráfico a la campaña de AMLO en el 2006, e incluso, en el 2018, no fueron ventiladas en otro momento?, y, ¿por qué precisamente al inicio del proceso electoral del 2024 la oposición lo ventila en todos los medios de comunicación?.

Sobra decir la falsedad de dicha acusación, porque lo que quiero destacar es, primero, que esta noticia divulgada por los medios nacionales e internacionales forman parte de una estrategia mediática que la oposición PRIANISTA, o más propiamente, el capital nacional y extranjero, pusieron en marcha desde el primer minuto en que llegó al poder público Andrés Manuel López Obrador, la presidencia de la república mexicana, segundo, que el triunfo del obradorismo en el 2018 afectó no tan solo intereses locales, sino esencialmente intereses internacionales, tercero, que existe una complicidad entre la derecha mexicana y la derecha mundial por mantener la misma narrativa neoliberal que es utilizada por el sistema de explotación y predominio, y cuarto, que el obradorismo, o más propiamente, el humanismo mexicano y la democracia económica representan la tercera vía ante el agotamiento de la narrativa neoliberal y el fantasma del estado comunista.

La política desde hace mucho tiempo dejó ser “el debate de las ideas”, y principalmente, el buen gobierno desde la ética, y se convirtió en el “arte de conservar o acceder al poder público”, Maquiavelo y su “Príncipe”, y su tutor de cabecera Sun Tzu, con su obra insigne “El arte de la Guerra”, sus pensamientos, sus ideas, y sus espíritus, caminan plácidos en esta “era de vacío”, dictando cátedras, y orgullosos de sus mejores discípulos, Hitler, Stalin, el camarada Mao, los “ilustres” presidentes de los Estados Unidos de Norteamérica, los primeros ministros de Inglaterra, Alemania, Francia, los expresidentes neoliberales de México, y muchísimos más de todas las latitudes de éste mundo.

Desde el primer minuto que perdieron el poder público en México la clase política PRIANISTA, el poder económico y el poder mediático, implementaron una “guerra sucia mediática” contra el presidente Andrés Manuel López Obrador, así los vimos durante los casi 6 años del gobierno del presidente Obrador, pertrechados como francotiradores esperando la noticia coyuntural aunque sea los más simple y burdo, pero que les permitieran poner en práctica esa “guerra sucia” al mejor estilo fascista hitleriano, y así, tergiversar, deformarla, falsearla, acomodarla a la línea amarillista, y contándole unísonos en todos los medios de comunicación, redes sociales,  y tertulias personales para intentar convertirla en la consciencia colectiva en una “verdad”, como vemos lo hacen ahora, repitiendo sin cesar la acusación de que Andrés Manuel López Obrador es un “narcopresidente”, y en consecuencia, que la candidata de la alianza “seguimos haciendo historia”, la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo es una “narcocandidata”, pese a que se demostró que el reportaje donde hacen tales acusaciones publicados en los medios extranjeros Propublica y el medio de origen alemán DW, firmados por los periodistas Anabel Hernández y Tim Golden fue un bulo, y que el mismo autor Tim Golden reconoció que no había pruebas y que sólo eran rumores en una entrevista que le hizo Loret de Mola, y pese a que el mismo gobierno de los EEUU informó que no había investigación sobre una supuesta financiación ilegal a la campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador en el 2006, sin embargo, la oposición al obradorismo continúa usando tal acusación sin dudarlo y aprovecha cualquier panel de comunicación  para repetir vulgarmente una y otra vez, evidenciando al buen entendedor que es la principal consigna, la estrategia y el mass media que implementan en la campaña política para apuntalar a su candidata Bertha Xóchitl Gálvez, quien está muy lejos de la preferencia electoral de Claudia Sheinbaum.

E incluso, hace poco el exsecretario de relaciones exteriores del expresidente Vicente Fox, Jorge Castañeda, en un panel de análisis de discusión del estado de arte del proceso electoral del 2024, sin empacho aconseja a la oposición PRIANISTA iniciar una “campaña sucia” ahora contra Claudia Sheinbaum, textualmente dice, “es la guerra sucia, pero sucia en serio, contra Claudia (Sheinbaum), no es que yo recomiende que lo hagan… pero me parece lógico… con investigación de oposición, con chismes, con todo, no lo están haciendo,me dicen a mí que el PRI no quiere… si no lo hace de aquí a una par de semanas, tres semanas, ya no lo hicieron” (1). Descaradamente e impropiamente habla Castañeda de algo que han estado haciendo durante casi 6 años la oposición PRIANISTA encabezada por el poder económico en la persona del junior Claudio X. González, así vimos que:

Inmoralmente usaron la pandemia del coronavirus como una estrategia política, acusando al gobierno del presidente de un mal manejo de la crisis sanitaria, pese a que le entregaron los anteriores gobiernos PRIANISTA un sistema sanitario colapsado y con menos de 2000 Unidades de Cuidados Intensivos, y, aun así, el gobierno del presidente Obrador pudo enfrentar la pandemia con buenos resultados. Hay que recordar que México como los demás países del mundo jamás previeron que el mundo atravesaría por una pandemia global de tal magnitud, y que a todos los tomó desprevenidos, y México sin endeudarse logró una vacunación universal e incrementó las áreas de cuidados intensivos, y fortaleció el sistema hospitalario, pero la oposición inmoral PRIANISTA usó el sufrimiento y la muerte de mexicanos como un arma política para atacar al gobierno del presidente Obrador.

Así mismo, la oposición hizo de la venta del Avión Presidencial otra arma de lucha política, pese a que la compra del avión fue una muestra de los lujos y despilfarros de los frívolos gobiernos de Calderón y Peña Nieto.

De igual forma, sin pudor ni vergüenza utilizaron el lamentable asesinato de la niña Fátima como otra arma de lucha política.

De igual manera, han convertido la violencia que desató la absurda guerra contra el narcotráfico que inició el panista expresidente Felipe Calderón en una estrategia política para atacar al presidente Obrador, pese a que analizando las estadísticas del problema que heredó el presidente Obrador de la violencia que conlleva el narcotráfico y el crimen organizado, durante lo que lleva del sexenio, el presidente Obrador ha logrado una disminución de un 20% de las muertes generadas por la violencia causada por la lucha entre las bandas de la delincuencia organizada (2), el problema de la inseguridad que se vive en unas regiones de México no dejan de utilizarla como arma política para difundir terror, y como la coartada para poder pedir anular las elecciones que perderán el 2 de junio de 2024.

Los estragos en el puerto de Acapulco que causó el huracán Otis, que los expertos comprobaron que no se pudo prever su fuerza sino hasta un corto tiempo antes que impactará la costa mexicana del pacifico, también la utilizaron como otra arma política, que, por cierto, unos días antes de la catástrofe de Acapulco que causó el huracán Otis, la oposición al presidente Obrador estaba centrada su atención y oposición en la “defensa” de los privilegios que le quitó el gobierno federal al Poder Judicial, y las afectaciones que supuestamente sufrirían en sus derechos laborales los trabajadores del Poder Judicial, sin vergüenza ni pudor, esta supuesta lucha legítima y reivindicativa pasó a segundo plano en su maquiavélica agenda de la oposición para centrarse en la coyuntura que les permitía los estragos y afectaciones que causó el Huracán Otis al puerto de Acapulco, y los pueblos circunvecinos. Su comportamiento se asemejaba a los animales rapaces y carroñeros, pues olieron la sangre así como los muertos, como en la pandemia del coronavirus, y los vimos acusar falsamente al gobierno federal de no permitir que se llevará ayuda de forma particular, y que había sido un error quitar el FONDEN, acusaciones que se demostró que fueron falsas, pues el presupuesto a casos de desastre estaba contemplado en el presupuesto anual, no con ese nombre, y que fue aplicado inmediatamente para la reconstrucción de Acapulco, y que cualquiera podía llevar ayuda, con la condición que lo hicieran de forma organizada y controlada por las condiciones en que quedaron las vialidades. En fin, que el sufrimiento, el dolor, y la muerte han sido sus armas políticas.

Así también los vimos usar a los organismos autónomos no gubernamentales como sus banderas de lucha, principalmente el INE y el IFAI, convirtiendo el INE en su bunker por un tiempo, durante el periodo del ahora opositor Lorenzo Córdova, así que bajo la bandera “todos somos INE” se desgarró las vestiduras, hicieron marchas, plantones, y envalentonados, acusaron al gobierno federal de atentar contra la democracia, el estado de derecho y la división de poderes, siempre topándose contra la pared, pues en un país democrático como lo es México, nunca fueron reprimidos, ni estuvo presente “bota militar” como en los tiempos de Gustavo Díaz Ordaz, el expresidente priista de los años 60, que disolvía las manifestaciones de los estudiantes con el ejército. Además, en un tiempo que como nunca existe una real división de poderes, pues la figura presidencial dejó de tener ese control que tenía en los sexenios pasados, en los que nada se movía sin que lo dictara el presidente-Tlatoani en turno.

Así se la han pasado, así han hecho política y oposición el PRIAN, la élite económica y el poder mediático, usando temas y circunstancias en su “guerra sucia”, aunque casi todos los temas han sido productos de los efectos de los daños estructurales a la función pública del estado mexicano, que provocaron la cultura de la simulación y la corrupción de los periodos neoliberales PRIANISTA

Sin parar su “guerra sucia mediática”, en pleno inicio de la campaña electoral, los vemos hacer bandera política del caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa que ocurrió en el gobierno del priista Enrique Peña Nieto, manipulando a los padres de los desaparecidos y a supuestos estudiantes de la normal de Ayotzinapa uniformados todos con nuevos tenis Adidas. Esos que ahora se presentan como feroces “defensores del estado de derecho” justifican el criminal atentado contra el Palacio Nacional donde vive y trabaja el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, aunque ya salió a la luz la injerencia del senador panista Álvarez Icaza en contubernio con la OEA del esbirro de la derecha Luis Almagro, y algunos organismos “civiles” de derecha, continúa la cruzada del conservadurismo retrógrada y apátrida interno como el conservadurismo externo.

No podemos analizar el estado del arte de la política en México de forma local y mucho menos con reduccionismo ni generalizaciones arbitrarias, hay un contexto a la que obedece esa estrategia local  de la “guerra sucia mediática” de la clase política PRIANISTA, el poder económico y el poder mediático, y tiene que ver que el triunfo y el arribo al poder público del presidente Andrés Manuel López Obrador en el año 2018  que afectó intereses no tan sólo locales de esa minúscula élite económica mexicana que detenta más del 50% del PIB de México, sino también, a intereses internacionales extranjeros, principalmente de los EEUU y España.

Desafortunadamente para el sistema de explotación mundial encabezado por los EEUU vio nacer a un hijo “bastardo” en Andrés Manuel López Obrador que no lo venía venir, pues estaba acostumbrado a sus hijos mexicanos legítimos que reproducían fielmente el modelo de explotación y dominante, los últimos 6 presidentes “neoliberales” hijos pero de la “chingada”: Carlos Salinas de Gortari (PRI), quien vive plácidamente como “honorable” empresario en España; Ernesto Zedillo Ponce de León (PRI), quien al termino de sus sexenio termino en el “consejo de administración de Citigroup durante diez años, y también continúa empleado por la trasnacional ferrocarrilera Kansas, a la que vendió Ferrocarriles Nacionales de México” (3), Vicente Fox Quesada (PAN), quien plácidamente vive en su Centro Fox ubicado en extensas “legales” tierras del estado mexicano de Guanajuato y de sus prolijas empresas de marihuana y las de sus hijastros, Felipe Calderón Hinojosa (PAN), quien “se integra al equipo de trabajo de Iberdrola a través de Avangrid, y su ex secretaria de Energía, Georgina Kessel, lleva desde 2013 en la empresa, donde aparece como vocal del consejo de administración de Iberdrola España” (4), empresa extranjera española que se benefició de múltiples contratos para controlar buena parte de la generación de energía eléctrica de México, y Enrique Peña Nieto (PRI), quien vive confiado en España mantenido con todas las ganancias producto de la corrupción de su gobierno, hijos neoliberales que les habían permitido a sus anchas convertir a México realmente en su Patio Trasero y la fuente de sus materias primas.

No es gratuita ni casual esta conjura internacional y local contra el obradorismo, pues, aunque la oposición no quiera reconocerlo, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha velado por los intereses nacionales y protegido la autonomía de nuestro país, y esto nunca le ha convenido al 1% mundial y local que detenta más del 50% de las riquezas del planeta tierra, ni tampoco su ideología libertaria  y emancipadora, pues así como el comunismo es contrario a la narrativa neoliberal capitalista predominante desde el triunfo de los aliados en la 2ª Guerra Mundial, el humanismo mexicano y la economía democrática lo ven como la amenaza global de la continuidad neoliberalista salvaje, y un mal ejemplo de libertad que puede “infectar” y hacer despertar el poder de los pueblos del mundo, un ejemplo donde se demuestra que el estado puede asumir sus responsabilidades sociales protegiendo los beneficios de los recursos estratégicos de los países, y conciliar la economía neoliberal con una política social.

Nada de comunista trasnochado, ni populista, como ahora le nombran a los líderes que defienden los intereses nacionales de sus pueblos, por eso están intentando a toda costa desbarrancar y deslegitimar la continuidad obradorista, pues un pensamiento humanista nacionalista contraviene a los nuevos reacomodos económicos y comerciales geopolíticos, México va encamino de convertirse en la nueva China de los EEUU, pues será el lugar donde instalen sus empresas y fabricas para la gran demanda que tienen su mercado local, y esto significa contaminación, concentración en unas cuantas manos de la plusvalía de ese reacomodo geopolítico, y principalmente, que el beneficio no será para los mexicanos, pues el capital saldrá a los grandes bancos extranjeros de los propietarios de esa nueva industria, necesitan a “los cabezas huecas”, como bien describe el obradorista Noroña al expresidente Vicente Fox, y yo lo uso para adjetivar a esa clase política opositora conservadora, quien se colude con el conservadurismo mundial para mantener el sistema de control y explotación mundial y puedan parar a la CHINA no-democrática y a la RUSIA atómica que les hace una fuerte competencia, Europa ya no le sirve a los EEUU e Inglaterra para contener a Rusia y China, y voltear y someter a América Latina es una consecuencia estratégica política y económica, pues los recursos no están en Europa, y África un continente anticolonialista que se está decantando por Rusia y China.

Este conjuro contra el obradorismo implica una descarada injerencia extranjera no tan sólo con la compra multimillonaria de falsos usuarios para construir tendencias virtuales cómo hashtag narcopresidente, etc., sino con el financiamiento a la oposición, pues, aunque no logren aniquilar totalmente al obradorismo y gane Claudia Sheinbaum, buscarán el máximo debilitamiento del obradorismo para preparar asumir el poder en el año 2030. Por eso los mexicanos deben estar conscientes lo que está en juego en el proceso electoral que culmina el 2 de junio del presente año, significa no tan sólo seguir con la 4ª Transformación pacífica de México desde la ideología del humanismo mexicano y la democracia económica, sino también, conservar a México como un estado libre y autónomo, y que con esa fortaleza se pueda resolver la todavía grave crisis de seguridad, pobreza, injusticia social, que causaron esos apátridas gobierno PRIANISTAS, ya que los 6 año del gobierno del presidente Obrador han sido insuficientes para resolverlos. El plan “C”, lograr la mayoría absoluta para las reformas necesarias para recuperar el espíritu auténtico social, nacionalista y con justicia social de la Constitución Mexicana, no tan sólo debe ser la meta del obradorismo sino también de la derecha mexicana para volver a la cultura democrática de la simulación y la corrupción, y mantener la subordinación con el imperio neoliberal salvaje que lidera los EEUU.

La Ilustración sentó las bases ideológicas de la colonización civilizada (ideológica) que los señores feudales monárquicos (democráticos) sustituyeron la fuerza bruta por las ideas, como nos las describe Foucault en vigilar y castigar, el castigo pasó del cuerpo al alma, y se nos hizo creer que el alma era diferente al cuerpo, e incluso, que el alma era más importante que el cuerpo, criminalizaron al cuerpo, aunque en la intimidad los señores dueño del mundo, sólo a través del cuerpo ejercen su predominio y sus bacanales orgiásticos de goce y placer los mantienen encima de los animales vivientes, biología en lugar de filosofía, de esta forma, el proceso de dominación de los señores reyes de piel blanca, pasó de la colonización por la fuerza a la colonización civilizada e ideológica, se instala la superestructura o metalenguaje de la dominación, la gran gramática de la única verdad, que no tiene nada que ver con la economía capitalista, sino ideológica-filosófica, y fundamentalmente, con el lenguaje.

El corpus epistémico-ideológico de la fe ciega en la razón y la democracia son interiorizados para permitir una dialéctica que justifique la superación de los contrarios, podemos decir que se instala la teoría de la diferencia que posibilita al ser en el no ser, el hombre como dice Nietzsche, prefirió querer la nada (la ideología ilustrada) a no querer, porque ante la proscrito del goce del cuerpo, que no necesita palabras, letras, el goce se instala en el símbolo, un símbolo insaciable, y perverso, limitado y acomplejado. Por eso quien impusiera la gramática dominaría al mundo: la cruzada por los lugares santos se sustituyó por la cruzada por el predominio de la gramática occidental, qué importa que la cultura legitime el burka, si occidente dice que eso es inmoral y anormal, ya está dicho todo; la verdad de los hombres quedó secuestrada. La madre de todas las batallas en un tiempo por venir será por rescatar la diversidad y la pluralidad de los cuerpos y tierras.

La historia social tienen una evolución desde lo local a lo global, y para que el modelo de explotación dominante local se convirtiera en un verdadero sistema mundial de explotación, requería la sofisticación masiva de los medios de comunicación, el mensajero, la carta, el telegrama, la radio, la televisión, nunca tuvieron la potencialidad como medios de comunicación globales, y técnicamente nunca fueron globales, y esto se logra únicamente en el presente siglo que transcurre, con el control virtual de lo real y la aparición de la Internet y las redes sociales (la construcción paralela de la otra vida humana, una escisión en la unidad “indivisible” mente-cuerpo nunca pensada), realidad a la que hemos entrado de forma espontánea y rápida, sin que fuera denunciada, ni mucho menos combatida más que en exclamación nostálgicas aludiendo a la añoranza romántica de preservar las cartas o misivas de los enamorados. Pasamos de un sistema de dominación local, y en algunos intentos con la intención de hacerlo global, el imperio romano, el predominio hitleriano, etc., que tenían las características de ser movimientos sociales violentos, reales, concretos, a un sistema mundial de explotación dominante virtual-real.

“La guerra sucia mediática” entró en una nueva etapa,  las vialidades infinitas del mundo virtual, particularmente, las redes sociales están siendo utilizadas por el imperio dominante occidental tanto local como extranjero, como su principal instrumento para continuar la “guerra sucia” y el conjuro del capital contra el obradorismos, y estos no es un guión de un filme de conspiraciones internacionales James Bond, si no es tan real y palpable como lo mostró la investigación que hicieron para desmentir que fueron productos de usuarios reales quienes volvieron tendencia hashtag narcopresidente, sino inteligencia artificial que fue utilizada para construir millones de usuarios artificiales para lograr tal trending topic, que usa la oposición como arma política, y que la implementación y el dinero del conservadurismo mundial está presente, financiando un millón de dólares diarios para tal fin (5).

La caída de las ideologías nos hizo caer en una era de vacío, y peor aún, en un criminal pragmatismo político, el intento de renovar la vigencia de la narrativa ilustrada occidental como instrumento de alienación y legitimación se ha topado con el despertar de pueblos, entre ellos, el mexicano, pues es contradictorio que pese a la belleza del sistema democrático, “no puede haber pueblo pobre con gobiernos ricos”, como bien lo dice el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, y la introducción de una nueva narrativa que concilie la ética privada con la pública como es el humanismo mexicano y democracia económica, que supera en mucho el intento de vendernos la solución desde el mismo sistema de explotación neoliberal, el llamado “mercado social”, que Europa intenta reconfigurar conceptualmente el sistema de dominio capitalista, éste humanismo democrático mexicano es un virus que el imperio quiere erradicar, pues representa la vía de privilegiar la política sobre la economía y no como ocurre actualmente.

(1)          https://polemon.mx/jorge-castaneda-exige-a-xochitl-guerra-sucia-con-chismes-contra-sheinbaum/#:~:text=Jorge%20Casta%C3%B1eda%20exige%20a%20X%C3%B3chitl%20guerra%20sucia%20con,de%20Claudia%20Sheinbaum%20para%20las%20elecciones%20del%202024.

(2)          https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/sexenio-terminara-con-reduccion-en-homicidios-del-20-asegura-amlo-10434962.html#!

(3)          https://www.jornada.com.mx/notas/2022/01/19/politica/gran-inmoralidad-de-zedillo-trabajar-para-la-empresa-que-compro-ferrocarriles-amlo/

(4)          www.jornada.com.mx/2016/07/21/economia/020n1eco

(5)          https://www.contrareplica.mx/nota-Se-usaron-bots-para-impulsar-en-redes-sociales-la-tendencia-de-Narcopresidente–Vilchis-20247248