Dante Delgado utilizó a Samuel García para dar curso al entendimiento con López Obrador para hacer de MC instrumento para dividir a la oposición. Burlador burlado, el supuestamente subordinado gobernador prefirió pactar directamente con el presidente, apoderarse de la candidatura presidencial y descarrilar la reelección de Luis Donaldo Colosio al cargar los dados sucesorios en Monterrey a favor de su esposa Mariana Rodríguez.

Ni el presidente ni Dante pudieron resolverle a Samuel su exigencia de dejar un sucesor a modo en Nuevo León. Tan pronto como vio que era imposible e irreversible la decisión opositora, declinó la candidatura presidencial, pero se quedó con una parte del partido, la candidatura presidencial y el control del proceso sucesorio en Nuevo León. Nada mal, pero algo se está complicando que, de resultar será trágico para Samuel y Dante.

La situación crítica para la dupla no resulta de la mala campaña de Jorge Álvarez Máynez, cuyas limitaciones se acrecientan con la polarización del electorado y la convicción de muchos, incluso en MC, que es un mal candidato; tampoco las dificultades tienen origen la elección de gobernador en Jalisco; allí Pablo Lemus y sus correligionarios están perfilados para ganar con o sin el apoyo de Dante, Samuel o su candidato presidencial. No, el problema para ellos está en la elección de Monterrey. Desde ahora se percibe la derrota de Mariana y el triunfo, ni más ni menos que de Adrián de la Garza del PRI, contrincante de Samuel en la elección de gobernador y quien goza de la confianza de buena parte de los votantes regios para resolver la seguridad pública, principal preocupación. Adrián fue procurador y alcalde en Monterrey; tiene la imagen de un hombre eficaz por los buenos resultados de su desempeño.

Si el resultado en Monterrey, principal bastión de MC es adverso, todo se viene abajo, especialmente porque con la reelección de Colosio era claro el triunfo allí y en varios distritos federales. Lo mejor de MC está en Jalisco, donde Dante ni Samuel son bienvenidos, no se diga Álvarez Máynez.

La situación se complica para el gobernador regio. De perder Mariana la elección municipal, muy probable, no le quedará otra que apoyar con todo a Luis Donaldo a manera de cerrarle la puerta a quien seguramente, de ganar, lo investigaría a conciencia. Los pecados de Jaime Rodríguez son menores respecto a los de Samuel, con el agregado de que Adrián de la Garza es un experimentado penalista que sabe cómo integrar una averiguación inculpatoria. El futuro de Samuel es la cárcel, de perder la elección de gobernador en tres años, así de sencillo. El que a hierro mata a hierro muere y no hay tenis naranja, compadre Musk, ni tiktok ni nada que lo impidiera.

Para Dante se perfila una situación adversa, pero con salida acorde con el control del aparato partidista. Los dueños de los partidos no tienen miramiento alguno cuando alguien trata de despojarlos de lo que sienten les pertenece. Dante se puede imponer a toda costa o negociar una salida decorosa para que un perfil honorable, como el de Patricia Mercado o Luis Donaldo llegaran a la dirección del partido, difícil que suceda. Por su parte, lo mejor de MC se dará en Jalisco, sin que Dante puede acreditar aportación alguna, justo lo contrario.

En el orden federal MC obtendría un porcentaje de 5% de los votos; esto le da, en el mejor de los casos, para dos senadores de representación proporcional y, posiblemente, los dos senadores de mayoría en Jalisco y dos Nuevo León. Muchos quedarían fuera y los que llegaran casi todos le serían hostiles. Con los diputados algo semejante sucedería, se ganarían distritos, la mayoría en Jalisco, algunos en Nuevo León y quizá Campeche. Tendría diez diputados de representación.

Dante prometió el oro y el moro en la elección. El fiasco, mayúsculo por su inexplicable decisión de ser funcional al presidente López Obrador. MC tiene potencial, hay espacio para una opción diferente a las que dominan actualmente el escenario polarizado del país. El problema nace cuando a los dirigentes les da por la simulación al subestimar a los demás. Monterrey decidirá su suerte. Finalmente, Dante y Samuel se han ganado la desgracia. El tiempo dirá; también qué sucederá con MC y su realidad en el nuevo mapa de poder del Congreso en la próxima legislatura.