La “Agenda Nacional por la Paz” y los candidatos a la Presidencia de la República.


Opinión    Mario Javier Sánchez de la Torre

No cabe la menor duda que durante los últimos aproximadamente seis meses, la actividad de los diferentes grupos de la delincuencia organizada que operan en México se ha incrementado, siendo una prueba palpable de esto el número de aspirantes a cargos de elección popular que han sido asesinados además de los que han desistido de su interés por participar en la actual contienda electoral.

Acciones que han creado en un número importante de las diferentes entidades federativas un ambiente de gran inseguridad al grado de que poblaciones enteras, no solamente sus habitantes han tenido que emigrar sino que también en las de dimensiones medianas han llegado a suspenderse las actividades en general como ha sucedido recientemente en el puerto de Acapulco y en la capital del Estado de Guerrero, Chilpancingo, entre otras ciudades importantes del país.

Situación que ha obligado en algunos casos por petición de los habitantes de estos lugares a que sacerdotes de la Iglesia Católica Apostólica Romana de México, hallan y aún estén interviniendo tratando de aportar alguna solución a estos conflictos. Como sucedió recientemente en la ciudad de Chilpancingo, en dónde se logró después de mediación de algunos prelados, que pactarán grupos que operan en esa zona algunas situaciones que dieran tranquilidad a sus habitantes.

Es por todo lo anterior que la invitación que hace algunas semanas hiciera la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) a los tres candidatos a la Presidencia de la República de participar en la firma del documento “Agenda Nacional por la paz”, es una acción de gran relevancia en la actual situación que se vive en México, en especial por el proceso electoral que está en desarrollo.

La invitación a los tres candidatos a la Presidencia de la República para signar el documento “Compromiso Nacional por la paz”, es para hoy lunes once de marzo del año en curso en las instalaciones del Centro Cultural Tlatelolco de la UNAM.

Uno de los objetivos de la “Agenda Nacional por la paz”, es que la palabra “paz”, no sea un mero slogan de campaña, sino un objetivo prioritario que guíe estrategia, acciones y decisiones para frenar la inseguridad y la creciente violencia que hay en México. El importante documento no solamente es impulsado por el CEM, también por instituciones educativas y organizaciones civiles de todo el país.

Los signantes de este “Compromiso Nacional por la paz” recibirán el documento “Estrategias de políticas públicas para la paz”, que tiene la intención de recomendar una reorientación en la errática política de seguridad que ha implementado la actual administración federal para frenar la violencia incontrolable que se vive en el país y así generar la tan anhelada paz, que se vivía en México.

Hasta el momento de redactar la presente no había información de sí Claudia Sheinbaum, candidata de la coalición Seguiremos Haciendo Historia (Morena, PT y PVEM), asistirá a la firma, ya que solamente estaban confirmadas las asistencias de Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez de la coalición Fuerza y Corazón por México (PAN, PRI y PRD) y Movimiento Ciudadano, respectivamente. Situación que permite especular que de no presentarse Sheinbaum, posiblemente se deba a como dice Xóchitl le tiene miedo y no quiere ni verla, ya que tampoco se presentó en la Asamblea del Grupo Banamex efectuada la semana pasada en donde estuvo invitada junto con los otros dos candidatos que sí hicieron acto de presencia.

Por el momento el proceso electoral federal está en proceso en forma casi normal, pues las “fallas” de tipo administrativo y las diferencias políticas al interior del Instituto Nacional Electoral (INE) continúan presentándose, esperando que estas no aumenten y provoquen la interrupción de la elección, que es uno de los deseos de varios personajes de la actual administración federal. Usted qué OPINA, estimado lector. Hasta el viernes. Noti-sigloxxi@hotmail.com