Ciberseguridad para México

Opinion   Gustavo de Hoyos Walther

“Las batallas cibernéticas, querámoslo o no, son parte de la realidad del mundo actual”.

“Ningún gobierno está exento de ser atacado por hackers y otros enemigos del mundo civilizado”. Foto: Europa Press

La tercera revolución industrial significó el arribo y auge del mundo digital en el planeta. El mundo transformó sus prácticas y dejó atrás (aunque de ninguna manera lo sustituyó por completo) al universo análogo. En un sentido eminente, transitamos rápidamente de los átomos a los bytes. Todo esto ha traído cambios económicos, sociopolíticos y culturales de amplio espectro. El internet y luego el iphone han modificado la manera en que vivimos. En la parte positiva, se encuentra el establecimiento de una conciencia global acerca de nuestros problemas comunes. En la parte negativa, está la vulnerabilidad de la red digital global a ataques de actores que buscan desestabilizar regímenes políticos, corporaciones  privadas y organizaciones de la sociedad civil.

Las guerras del siglo XXI ocurren menos en los campos de batalla y más en el ciberespacio. El espionaje contemporáneo requiere de expertos en sistemas de ciberseguridad que sean capaces de burlar las estrategias de protección más sofisticadas.

En la medida en que este es un nuevo escenario de la seguridad nacional de los Estados se hace necesario que éstos pongan en marcha sistemas de ciberseguridad que protejan los datos y la información de los ciudadanos.

Es posible argumentar que en México requerimos de un nuevo marco legal que tome en cuenta las innovaciones en esta materia. A pesar de que el gobierno mexicano ha suscrito diversos acuerdos internacionales sobre ciberseguridad, lo cierto es que hoy por hoy no existe una Ley formal sobre ello. Quizás la razón por la que carecemos de este marco regulatorio del siglo XXI tiene que ver con el hecho de que no se tiene claro el tipo de delitos que deben ser sancionados y sobre cuál sería la mejor manera de hacer esto. Es necesario, entonces, tener un gran debate sobre el asunto, con la participación de los mejores expertos nacionales e internacionales en la materia. El resultado de estas disquisiciones debe tomar en cuenta experiencias en otras latitudes y países.

En lo que se lleva a cabo tal encuentro de ideas, adelantó una de ellas que se encuentran en circulación. En un documento estratégico de primer nivel denominado 20 ideas para México, concebido por el Consejo de Empresas Globales, se sugiere crear una Agencia Especializada en Materia de Ciberseguridad. Se sugiere también que su estructura sea similar al Sistema Nacional de Seguridad Pública, con participación del gobierno, sector privado, ciudadanía y academia. La Agencia tendría que tener una vinculación estratégica con la Unidad de Inteligencia Financiera, así como estar dotada de especialistas y técnicos de alto rendimiento.

Las batallas cibernéticas, querámoslo o no, son parte de la realidad del mundo actual. Ningún gobierno está exento de ser atacado por hackers y otros enemigos del mundo civilizado. El gobierno mexicano se ha tardado enormidades en reaccionar. Pero aún no es tarde.