RTV funciona con una pata de palo


Prosa aprisa  Arturo Reyes Isidoro

En Morena se continúan vendiendo como “La esperanza de México”. Su logotipo incluye esa leyenda.

Con esa expectativa, que hace seis años creó en los mexicanos un estado de ánimo que los hizo creer que por fin se alcanzarían sus anhelos, los guinda conquistaron el poder.

En Veracruz, a dos meses y medio de la elección del nuevo gobernador o gobernadora, a ocho de que termine el sexenio, hay pruebas contundentes para afirmar que la esperanza de que todo estaría mejor resultó un chasco.

Dice el dicho que para muestra basta un botón. Tengo uno, que puedo mostrar con fotografías: el del estado físico del equipo de Radiotelevisión de Veracruz.

En su cuenta de X (antes Twitter) se anuncia como “la radio y la televisión de los Veracruzanos” (con mayúscula). Solo es de los veracruzanos en cuanto lo sostienen con sus recursos, con el pago de sus impuestos, porque cada gobierno, siendo televisión pública, lo usa para sus intereses.

Pero con el gobierno de Morena la situación llegó al límite: funciona porque Dios es grande y por la entrega, por el amor que le tienen, de sus trabajadores, de muchos años, quienes se las ingenian para mantenerlo al aire.

Un poco de historia

Originalmente, “El Canal Cuatro Más” lo inauguró el entonces gobernador Rafael Hernández Ochoa en 1980, un 6 de enero. Fue el primer canal televisivo propiedad de un estado en el país (después vendrían el de Tlaxcala y el de Quinta Roo, y luego todos los demás).

A su inauguración, en el Cerro de la Galaxia, vino el entonces presidente José López Portillo. Ahí nació, el 22 de septiembre de 1980, el primer Telebachillerato del país y de América Latina, forjado por Tomás Rodríguez Pazos (el primer subsistema estuvo en Estanzuela, Emiliano Zapata).

Cómo no recordar a los pioneros de los noticieros de televisión en Veracruz: Mario Javier Sánchez de la Torre, conductor titular y primer director de noticias, y con él Miguel Reneaum (en paz descanse), Roberto “Cacala” Blanco, Lidia Solano, Clara Suárez, Ana Rosa Servín, quienes en febrero de ese año irrumpieron al aire con “Veracruz al Día”.

Hombre de televisión, el gobernador Miguel Alemán Velasco le dio un gran impulso, lo transformó y modernizó y lo dotó de nuevo equipo. Por su calidad, hubo momentos en que sus noticieros competían con los de las televisoras privadas instaladas en el puerto, hoy Telever y TvAzteca.

Trabajadores, dignos de admiración

Con sus trabajadores fui compañero a mi paso por la función pública, pero con reporteros y camarógrafos lo soy desde siempre porque reporteamos y viajamos juntos por el estado durante muchos años. No tengo para ellos más que palabras de reconocimiento y admiración.

Por eso hoy, cada que nos encontramos casualmente, platicamos y recordamos días de gloria laboral, nos dolemos de la situación que se vive, lamentablemente bajo la dirección de un periodista excompañero nuestro, Víctor Hugo Cisneros, del puerto de Veracruz.

Estado lamentable

Ya no pude contenerme y decidí publicar este texto, incluso a manera de denuncia, cuando apenas me acaban de mostrar y compartir fotos que muestran el estado de las cámaras del estudio, una de ellas sostenida en parte por un madero, palo, garrote, estaca. Se diría que al canal lo sostiene una pata de palo.

Pero ya me habían narrado cómo el parque vehicular prácticamente no existe y lo que queda es un cementerio de unidades, chatarra, que han venido desmantelando para quitarles piezas y tratar de echar a andar la que se pueda, o cómo los propios compañeros compran piezas para que sus equipos con los que salen a la calle funcionen.

No solo eso. En ocasiones reporteros y camarógrafos no han podido salir a trabajar porque las unidades no tienen gasolina, o no han llegado a algún punto porque se les descomponen y ni empujándolos ellos mismos, arrancan.

Gobernadores y el canal

Los trabajadores recuerdan (entonces yo estaba a cargo del manejo de prensa del gobierno) que el gobernador Fidel Herrera Beltrán iba con mucha frecuencia a las instalaciones y desde muy temprano monitoreaba desde la oficina del entonces director, David Cuevas, los noticieros de radio y televisión y estaba al tanto de su programación.

Javier Duarte, tiene que decirse en su descargo, siendo Juan Octavio Pavón titular de Comunicación Social, les entregó coches y cámaras nuevas y basificó a algunos trabajadores.

Y los actuales, ¡ay!, los actuales, desde que llegaron no fueron siquiera capaces de mandar a tapizar, o al menos a lavar, los muebles de la recepción, que están hechos un asco, al grado que cuando van, muchos invitados evitan sentarse en ellos y permanecen de pie. Además, el edificio se gotea cuando llueve.

Cisneros se lo apropió

Fue público que el ahora exsecretario de Gobierno, Eric Cisneros, se apropió del medio y lo manejó a su antojo. Él decidía quién sí y quién no podía aparecer en sus pantallas. Vetó a sus enemigos políticos y lo utilizó para promover su imagen, haciendo que lo entrevistaran cuantas veces fueran necesarias, todo con la complacencia o con la complicidad del gobernador.

En este espacio comenté en su oportunidad que cuando Cisneros renunció y por fin pudo salir al aire el diputado Juan Javier Gómez  ín, les reprochó en vivo por todo el tiempo que lo habían tenido congelado.

Hoy adentro se maneja que hay un adeudo de 30 millones de pesos por retención del Impuesto Sobre la Renta que no se pagó a Hacienda, lo que ya está observado y denunciado por la Auditoría Superior de la Federación, pero que también fueron desviados 28 millones de pesos por la actual administración, por lo que la Contraloría General del Estado ya interpuso una denuncia.

En mi caso, me resulta difícil creer que el titular de Finanzas, José Luis Lima Franco, no le haya entregado al canal su presupuesto, y me surge la pregunta en dónde está el dinero o en qué lo utilizaron, o acaso desviaron.

Con algunas irregularidades más, como la de la delegada del canal en el puerto de Veracruz, Adriana Muñoz, quien nunca renunció para hacerse cargo del manejo de prensa de Rocío Nahle en su precampaña, por lo que cometió un delito electoral.

Morena quiere retener el gobierno y el poder, porque según ellos, siguen siendo “La esperanza de México”.

Casita de Nahle de 40 mil mensuales la renta

Ciertamente, según investigó el columnista, la mansión que le atribuyeron a Rocío Nahle en Boca del Río no es de su propiedad, sino que la renta.

Boqueños me comentaron que el fraccionamiento El Dorado, donde se ubica, no es de los más caros como, por ejemplo, Punta Tiburón y otros súper fifí ya en territorio alvaradeño.

Pero en su ahora fraccionamiento, la renta más baja es de entre 25 y 35 mil pesos, y su chocita, la renta le debe costar no menos de 40 mil pesos mensuales, cualquier baba de perico para una mujer que manejó hasta 16 mil millones de dólares, mínimo, en la construcción de la parte material de la refinería de Dos Bocas.

Rocío, pues, se muestra austerona, nada que ver, por ejemplo, con Cuitláhuac García Jiménez, quien durante toda su vida como candidato y en los primeros años como gobernador vivió en casa de sus padres en la colonia popular Progreso Macuiltépetl. Sin duda, hay de niveles a niveles.

Nahle se registrará este viernes como candidata de Morena ante el OPLE y se espera que la acompañen miles de acarreados, lo que obligará a cerrar la calle Juárez, de Xalapa.

Ballesteros intentará ganarle a Sergio Hernández

Ayer se confirmó que el regidor Antonio Ballesteros Grayeb solicitó licencia temporal por 100 días para separarse de su cargo a partir del 1 de marzo pasado. Lo sustituirá su suplente, Carlos Ortega Murguía, actual director de Limpia Pública del ayuntamiento local.

Ballesteros será candidato de Morena a diputado local por Xalapa, una posición política para el alcalde Ricardo Ahued, pero también con la intención de que sume votos a favor de Rocío Nahle.

Restaurantero y empresario, se enfrentará al candidato de la coalición opositora, el panista Sergio Hernández, igual restaurantero. En sus casos el comentario es que será también una competencia de recursos económicos, pues ambos tienen con qué.