Haití: aumenta la violencia en Puerto Príncipe; sigue sin concluir la formación del consejo presidencial

La dimisión del primer ministro interino de Haití, Ariel Henry, que se hará efectiva con la formación, aún inconclusa, de un consejo presidencial, no calma la agitación en el país. Corresponsales de la televisión estadounidense reportaron disparos este sábado 16 de marzo en Puerto Príncipe, la capital, mientras el viernes continuaron los enfrentamientos entre la Policía y las pandillas que azotan a la nación. La crisis se agrava con la escasez de alimentos y la difícil distribución de ayuda humanitaria por parte de las organizaciones internacionales-

Aumentan las tensiones y la violencia en Haití, mientras la conformación del consejo presidencial sigue sin concluir.

La dimisión del primer ministro interino de HaitíAriel Henry, no calmó los ánimos en Haití. En la capital, algunos barrios de la ciudad seguían reportando ataques durante la noche del viernes.

Según EFE, unidades de la Policía y las pandillas dirigidas por Jimmy Cherizier, alias ‘Barbecue’, libraron enfrentamientos en su base de Delmas 6, en pleno centro de la capital.

Ariel Henry dimitió, pero persiste el desorden político

El hecho dejó varios muertos y heridos entre los grupos criminales, aseguraron testigos a la agencia de noticias. Durante la noche también se escucharon ráfagas de armas automáticas.

El panorama de la ciudad de Delmas, situada en el distrito de Puerto Príncipe, estuvo marcado por neumáticos quemados y barricadas.

«Ariel Henry dimitió, pero persiste el desorden político», afirmó Claude Atilus, residente de Puerto Príncipe, citado por Reuters. Y añadió: «Debemos tomar nuestro destino en nuestras propias manos. Quiero que los actores políticos estén a la altura de las circunstancias y se comprometan a organizar el país».

Aunque la jornada del viernes había estado marcada por una tensa calma, en la noche se vivió situación que es similar a la de las últimas semanas, marcadas por una violencia constante entre las bandas delictivas y las Fuerzas Armadas.

El jueves, imágenes satelitales mostraron contendores bloqueando el acceso al principal puerto comercial del país, que había sido cerrado luego de un robo.

Una imagen satelital muestra contenedores de envío utilizados para bloquear el acceso a grúas pesadas, en Puerto Príncipe, Haití, el 14 de marzo de 2024, en esta imagen proporcionada por Maxar Technologies.
Una imagen satelital muestra contenedores de envío utilizados para bloquear el acceso a grúas pesadas, en Puerto Príncipe, Haití, el 14 de marzo de 2024, en esta imagen proporcionada por Maxar Technologies. © Maxar Technologies / Vía Reuters

En los últimos días, también fueron asaltadas las dos principales cárceles de Puerto Príncipe, lo que desencadenó la huida de alrededor de 3.000 presos. Según reportes, varios eran miembros de alta jerarquía de las bandas armadas.

Una frágil transición: formación de consejo presidencial sigue sin concluir

Tras dimitir, el primer ministro haitiano anunció un consejo de transición, como fue acordado la semana pasada en el encuentro de la Comunidad del Caribe (Caricom), en el que participó el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken.

El organismo que prevé asumir el poder de forma interino y convocar a elecciones estaría compuesto por siete miembros votantes y dos observadores de diferentes coaliciones políticas. Henry aseguró que una vez se conformara ese ente, dimitiría.

Pero su formación aún no ha concluido, pese a que el viernes 15 de marzoBlinken, aseguró que la mayoría de las nueve personas que formarán parte del consejo de transición política de Haití han sido nombradas por los grupos que representan.

Se esperaba que el consejo de transición fuera nombrado esta semana, sin embargo, el proceso se ha retrasado.

«Esto nunca será fluido y nunca será lineal», sostuvo Blinken a los periodistas durante una visita a Austria. Y agregó: «Así que es un trabajo en progreso, pero hemos visto cómo avanza».

Por otro lado, Blinken aseguró que una fuerza internacional destinada a restaurar la seguridad en Haití también está avanzando, pero que los desafíos persisten.

«Una vez que el nuevo consejo esté completamente en pie —y nuevamente, anticiparía que eso sucederá en los próximos días— ese proceso con la fuerza podrá avanzar y entonces tendremos una trayectoria que tiene al menos la posibilidad de poner a Haití en un lugar más estable», sentenció el alto diplomático de Washington.

Sobre el consejo, el diario estadounidense ‘Miami Herald’ aseguró que cinco grupos habían presentado nombres, pero que persistían los desacuerdos.

El organismo será el encargado de designar un nuevo primer ministro y también allanar el camino para celebrar unas elecciones presidenciales.

Hambre y alertas humanitarias

La violencia en Haití se ha traducido en una situación crítica en términos humanitarios en el país caribeño. La agencia de noticias AP relata la angustia que se vive en los pocos lugares donde se entrega comida.

«¡Déjanos entrar! ¡Tenemos hambre!», gritaba una multitud de un centenar de personas que se aglomeraba frente un refugio improvisado en una escuela abandonada.

as personas hacen fila para recibir alimentos en un refugio para familias desplazadas por la violencia de pandillas, en Puerto Príncipe, Haití, el jueves 14 de marzo de 2024.
as personas hacen fila para recibir alimentos en un refugio para familias desplazadas por la violencia de pandillas, en Puerto Príncipe, Haití, el jueves 14 de marzo de 2024. © Odelyn Joseph / AP

Una situación similar es la que viven cerca de 1,4 millones de haitianos, que se encuentran al borde de la hambruna y más de 4 millones necesitan ayuda alimentaria, según la ONU.

Haití se enfrenta a un hambre prolongada y masiva

Muchas personas están comiendo solo una vez al día o incluso no logran encontrar alimentos para comer.

«Haití se enfrenta a un hambre prolongada y masiva (…) Tiene tasas de desnutrición comparables a las de cualquier zona de guerra en el mundo”, aseguró Jean-Martin Bauer, director del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas para Haití.

Aunque las autoridades intentan llevar alimentos, agua y suministros a refugios improvisados, la violencia complica sus labores. Y hay muchas personas que se encuentran atrapadas en sus hogares.

De hecho, Bauer señaló que las pandillas están bloqueando las rutas de distribución y paralizando el puerto principal, y que el almacén del Programa Mundial de Alimentos se está quedando sin granos, frijoles y aceite vegetal mientras continúa entregando comidas.

“Tenemos suministros para semanas. Estoy diciendo semanas, no meses (…) Eso me tiene aterrorizado”, destacó Bauer.

Tal como señala AP, son solo pocas las organizaciones que han podido reiniciar sus actividades desde el 29 de febrero, cuando las pandillas comenzaron a atacar instituciones clave y quemar estaciones de policía. Una situación que se vio agravada por el cierre del principal aeropuerto internacional.

Con EFE, Reuters y AP