Callarlo con amenazas


Punto de Vista  Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.

Pepe Yunes asesta golpes impecables, que no admiten desmentido alguno. *** Este jueves en Huatusco denunció que el estado de Veracruz se encuentra “estrangulado” por la falta de infraestructura carretera y por el nulo mantenimiento a las vías de comunicación. *** “Esto no sólo afecta la capacidad de movilidad de los veracruzanos, sino que se pierde competitividad, hace que nuestros productos y el margen ganancia sea menor”. *** El candidato del frente opositor al gobierno de Veracruz tocó otro tema especialmente sensible: la protección a las mujeres. Dijo que se requiere una política efectiva que permita atender y resolver los problemas que enfrentan. *** Y sobre la violencia que impera en la entidad, también cuestiono el papel del gobierno estatal: “Los homicidios dolosos también se presume que se caen, pero aumenta el número de desaparecidos, se juega con las estadísticas que se quieren mejorar”. *** Pepe Yunes dialogó este día con productores de café y de piloncillo de la región de Huatusco, quienes le plantearon los problemas que enfrentan, principalmente al no contar con precios de garantía.

* * *

“Lo importante es que ya no siga escarbando, y si ya tiene toda la información, que no la siga difundiendo. Si es necesario ‘meterle un calambre’, que así sea”.

Esa parece haber sido la instrucción que salió de la mente de “expertos en crisis” contratados por la zacatecana Rocío Nahle. Siguen creyendo que la solución es callar al mensajero.

Primero utilizaron a un porro (al estilo de aquellos que cobraron fama en la Universidad Veracruzana y cuya única función era la de funcionar como golpeadores en las lides estudiantiles).

El dirigente estatal del partido satélite Fuerza por México, Eduardo “Tato” Vega Yunes (pariente, por cierto, de los Yunes de Boca del Río) pretendió intimidar al empresario Arturo Castagné y le hizo llegar una advertencia a través de las redes sociales:

“Ya deja de andar de ‘bravucón’ y queda bien… rentarte de testaferro no te dejará nada positivo, pregúntale a Rogelio Franco y Jorge Winkler, asumiendo además que nos estás en el mismo grado de cercanía de tu ahora patrón”.

La respuesta llegó de su propio tío, Héctor Yunes:

“Amenazar a Arturo Castagné con ir a la cárcel como sucedió con Winckler sólo confirma que el caso del exfiscal es una vil venganza. ¿Exhibir la verdad convierte a Castagné en delincuente?”.

Y desde Palacio de Gobierno, en Xalapa, todos aquellos que se quieren subir en el “barco” de Rocío Nahle, aprovechan la oportunidad para salir a “defenderla”.

Es el caso del secretario de Gobierno, el tabasqueño Carlos Juárez Gil, quien anunció que desde su oficina va a “revisar” si Arturo Castagné “obtuvo los documentos –esos que exhiben que la mansión de El Dorado sí es de Rocío Nahle– a través de la Ley de Transparencia o por medio de alguna ilegalidad”.

“Vamos a revisarlo a ver si así lo hizo y si no, a ver si no evadió alguna ley, en este caso, alguna normativa de los derechos de cada ciudadano”.

Nunca dijo que habrían de investigar si la operación de compra-venta del terreno, o la construcción del palacete cumplieron con los requisitos legales. Lo que a él le interesa (porque eso fue lo que le ordenaron) fue desacreditar al mensajero y, de ser posible “torcer un poquito” la ley y meterlo a la cárcel. “Con eso entenderán que no les conviene confrontarse con la ingeniera”.

Bien lo dijo este jueves el analista del periódico El Financiero, Salvador Camarena: “Sonrían, van ganando… ¿o van perdiendo y de ahí el rictus?, ¿tienen razones para sentirse inseguros, como si creyeran inminente el tropezón?, ¿del plato a la boca se cae un triunfo que llevan meses cantando, el anhelado carro completo? (…) ¿A poco les preocupan los audios de Loret? ¡Nombre! Si ustedes dicen que nadie le cree. ¿O las versiones de casas de ensueño en Veracruz que ni la Gaviota en sus mejores días? Qué es una casa más, ni quién le cuente las rayas al tigre, sólo envidiosos impotentes hacen eso”.

* * *

Epílogo.

Fue en 2014 cuando se planteó por primera vez la aplicación de un programa para sustituir a los caballos que jalaban carretas, por motocicletas motorizadas. Un año después el alcalde de Xalapa en ese entonces, Américo Zúñiga, implementó la medida. Los caballos “jubilados” fueron dados en adopción, con el fin de garantizar que vivan en mejores condiciones. *** Este jueves, durante su campaña por la diputación federal, Américo Zúñiga Martínez –abanderado del frente opositor– anunció que al llegar a la Cámara de Diputados federal presentará una iniciativa para retirar a los caballos carretoneros en todo el país. *** La experiencia en Xalapa -dijo- fue un éxito, pues del censo que se tenía de 107 caballos que tiraban carretas con basura en el 2014, para el 2015 todos fueron jubilados y no se han vuelto a ver carretoneros en la ciudad.

 

filivargas@gmail.com