Los vehículos para tránsito, la principal arma homicida en Veracruz

Místicos y terrenales Marco Antonio Aguirre R.

En Veracruz, según la FGE, son más las muertes accidentales que las intencionales

Impunidad para homicidas desde la forma en que se clasifica el delito

 

Los veracruzanos son unos cafres: Los accidentes de tránsito son la principal causa de homicidio en el estado

¿Sabía usted que la principal arma homicida en Veracruz son hoy los vehículos para desplazarse?

Sí, cualquier vehículo, desde una bicicleta, tal vez una carreta tirada por algún animal (cuadrúpedo, claro), a lo mejor un triciclo para venta de elotes, pasando obviamente por los automóviles y las camionetas de pasajeros, hasta los tráileres y puede ser que se incluyan los tractores.

Al menos eso es lo que dice la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz, que es la instancia encargada de remitir al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública la información estadística sobre la incidencia criminal en la entidad.

Es probable que pongan esta causa como la principal en los homicidios en Veracruz, para disminuir el número de asesinatos violentos que se dan, y para que el gobernador pueda mantener su discurso de que el estado está en paz y en calma.

Pero además, como son “accidentes” o sea es por una causa fortuita, los clasifican como homicidios culposos.

El homicidio culposo es el matar a una o varias personas de forma imprudente, sin la intención de quererle privar de la vida, por ejemplo, que fallen los frenos de un vehículo mientras una persona atraviesa por enfrente y se le atropella.

Esto de los accidentes de tránsito es una de las formas de aumentar los homicidios culposos, lo que se hace por lo menos desde finales del 2021.

En ese entonces, comenzaron a incrementar el número de homicidios culposos registrados, en todo el país, como una forma de bajar los homicidios dolosos, que son aquellos en los que sí existe la intención de matar a una o varias personas y se logra esto.

Pero en ningún lado creció tanto el número de homicidios culposos (o por negligencia, también les llaman) como en Veracruz.

Pero lo más asombroso, es que en el estado, los vehículos de tránsito se volvieron el principal arma homicida, según la FGE.

En 2023 fueron en total 41 mil 990 homicidios los registrados; de estos 25 mil 271 fueron por homicidio doloso y 16 mil 719 por homicidio culposo, es decir el 60.18 fueron homicidios intencionales y el 39.82 por homicidio no intencional.

Como parte de la tendencia nacional de bajar los homicidios dolosos para disminuir artificialmente el impacto de la violencia en la vida del país, en los meses de enero y febrero de este 2024 se registraron 6 mil 730 eventos de privación de la vida, de los cuales 3 mil 989 corresponden a asesinatos u homicidio doloso (el 59.27 por ciento), mientras que en homicidio culposo (o sea, los supuestamente no intencionales) aglutinan 2 mil 741 (el 40.73 por ciento).

En contraste, en Veracruz, en 2023 el homicidio culposo (o no intencional) fue de 54.35 por ciento del total, lo que es un 14.53 por ciento más que el promedio nacional, que estuvo en 39.82 por ciento.

Es decir, proporcionalmente, en Veracruz ocurren muchas más “muertes accidentales” que en el resto del país.

En 2023 los homicidios en Veracruz fueron 1 mil 814, de los cuales 828 ( 40.73 por ciento del total) correspondieron a asesinatos u homicidios dolosos (o sea, con dolo, con la intención de hacerlo), mientras que 986 (54.35 por ciento de todos) fueron culposos (o sea por imprudencia).

La misma tendencia sigue en 2024 en Veracruz. El homicidio no intencional (supuestamente) llegó al 60.22 por ciento, 6 puntos más que el año anterior en el estado, 20 puntos más que en el promedio del país.

Una exageración total.

Casi-casi una declaración de que en Veracruz con tal de mantener una imagen se prefiere dejar a los asesinos que anden libres antes que reconocer el tamaño de la violencia que vive el estado.

Los anotados en los dos primeros meses del 2024 son 269 homicidios, 107 dolosos y 162 culposos.

Los asesinatos (107 reconocidos y avalados) son el 39.78 por ciento, 15 puntos menos que a nivel nacional.

Así, Cuitláhuac García le dice al presidente Andrés Manuel López Obrador que en Veracruz se reducen los números de la violencia.

LOS VEHÍCULOS PARA TRÁNSITO, LA PRINCIPAL ARMA HOMICIDA EN VERACRUZ

Pero lo peor de todo esto es que con esa manipulación de los datos, están propiciando desde el inicio la impunidad para los homicidas, porque aún cuando sean atrapados, como fue una muerte accidental tendrán una menor condena o de plano quedarán libres desde un principio porque el homicidio culposo (o no intencional) alcanza fianza.

¿Se imagina que detengan a un sicario por la aparición de un cuerpo descuartizado y que el sicario diga: es que lo atropelle en la noche cuando no lo veía y se despedazó debajo del vehículo?

Y, pum, el homicidio queda como culposo y en la estadística aparece como producto de accidente de tráfico.

También cabe la posibilidad de que el número de muertes por accidente de tránsito sea real y que tenga un fuerte impacto en la estadística, porque la mayor parte de los asesinatos en la entidad quedan ocultos porque los grupos delincuenciales, para que no quede evidencia del crimen, desaparecen los cuerpos.

La otra es, que realmente los veracruzanos son muy cafres y matan cada día a más de una persona en un accidente de tránsito.

¿O acaso se estarán usando los vehículos como arma homicida para ocultar la intencionalidad?

Como sea, en Veracruz, el mayor número de homicidios se comete “en accidente de tránsito”, como se describe en la estadística.

Y esto es una tendencia muy diferente a lo que se maneja a nivel nacional.

En 2023 en el país, el mayor número de los homicidios se cometió “con arma de fuego” y fue en asesinatos.

Fueron 18 mil 50 crímenes registrados de privación de la vida con toda la intencionalidad.

Esa cantidad correspondió al 42.98 por ciento del total.

En cambio, en Veracruz, el mayor número de homicidios se dio por accidente de tráfico y fue el 36.49 por ciento.

Los asesinatos con arma de fuego en Veracruz fueron el 26.95 por ciento del total. Un porcentaje muy por abajo de la estadística nacional.

¿Dónde quedan todos los muertos que aparecen con balazos en el cuerpo?

Ese fenómeno se repite en 2024, cuando en lo nacional el porcentaje de muertes intencionales por arma de fuego cubre el 43.77 por ciento del total.

En Veracruz la puntuación por esa causa llega apenas al 25.65 por ciento del total,

Vaya, en lugar de que las cifras y las tendencias vayan hacia el mismo nivel nacional, todavía lo disminuyen más, para poder seguir diciendo que en Veracruz bajan los crímenes que cuestan vidas.

Pero en cambio, para que no quede duda del manipuleo de cifras, los homicidios por accidente de tráfico suben en la incidencia a 37.17 por ciento.

¿Porque la estadística de homicidios en Veracruz presenta una mayor tasa por accidentes de tránsito que en cualquier otro punto del país?

¿Realmente los veracruzanos son muy cafres?

¿O en la Fiscalía y el gobierno de Cuitláhuac no tienen el menor empacho en mover los números a como se les pega la gana?