Banxico manejará recortes a tasa de interés ‘con cautela’: Victoria Rodríguez Ceja

La banquera central expresó que en las próximas reuniones de política monetaria se discutirán nuevas bajas, pero se valorarán una a una con base en datos disponibles.

 

El primer recorte a la tasa de interés no significa que la batalla contra la inflación haya concluido. Por el contrario, ante los riesgos que existen para llevar al indicador a la meta de 3 por ciento es que hacia adelante se actuará con cautela y paso a paso, aseguró Victoria Rodríguez Ceja, gobernadora del organismo monetario.

Tras recortar la tasa de interés en 25 puntos base, para dejarla en 11 por ciento después de un año sin movimientos, la banquera central expresó que en las próximas reuniones de política monetaria seguramente se discutirán nuevas bajas, pero se valorarán una a una con base en datos disponibles.

“Cuando las condiciones macroeconómicas y el panorama inflacionario nos permitan realizar ajustes a la tasa de referencia adicionales al que ya tenemos, considero que serían graduales. Tenemos un entorno aún incierto, con retos, y debemos ir paso a paso, ser cautelosos, no apresurarnos, analizando la inflación y la información disponible en cada decisión y actuando en consecuencia”, dijo en entrevista con Enrique Quintana, para El Financiero.

En marzo de 2023 la Junta de Gobierno del Banco del México llevó la tasa de interés al máximo de 11.25 por ciento. Aunque se mantuvo por un año, en este lapso la desinflación progresó de forma muy importante, recapituló.


Lo anterior fue posible gracias a las acciones de política monetaria y al desvanecimiento que se ha visto de los choques de la pandemia y de la guerra. De esta manera, subrayó, la inflación general y subyacente están por debajo de los máximos que alcanzaron a finales de 2022. Estos factores incidieron en su decisión de recortar la tasa.

No obstante, “la tarea de Banxico no ha concluido”, ya que si bien prevén que hacia adelante la inflación general y subyacente continúen con un ritmo a la baja, persisten retos en estas previsiones. Por ello, el balance de riesgos para el indicador se encuentra sesgado al alza.

En su comunicado de la decisión de política monetaria el banco central anotó como riesgos al alza la persistencia de la inflación subyacentedepreciación cambiaria, mayores presiones de costos, que la economía muestre una resiliencia mayor a la esperada, afectaciones climáticas, y un escalamiento de conflictos geopolíticos.

En los riesgos a la baja están una desaceleración de la economía global mayor a la prevista, un menor traspaso de algunas presiones de costos y que los niveles más bajos del tipo de cambio contribuyan más de lo esperado a mitigar ciertas presiones inflacionarias.

“Reducir 25 puntos base nuestra tasa de referencia de ningún modo significa que hemos dado por concluido el combate a la inflación o que consideremos que el problema está resuelto. Efectivamente ha habido un avance importante, pero en la mayoría de las economías avanzadas y emergentes, y nuestro país incluido por supuesto, aún tenemos un tramo por recorrer”, enfatizó.

Compromiso con el mandato

En la fase de inicio en los recortes al referencial, Rodríguez Ceja acentuó que todos los miembros de la Junta de Gobierno están comprometidos con su mandato y coinciden en que es necesario continuar con los esfuerzos para consolidar el entorno de inflación baja y estable.

Todas las opiniones son valiosos aportes en la toma de decisiones para la política monetaria, puntualizó. Con ello, descartó que genere alguna preocupación que en la pasada reunión se optara por un recorte por mayoría y no en una votación unánime.

“En todos los bancos centrales es normal y ocurre continuamente que haya decisiones que se tomen por mayoría”, confirmó. La subgobernadora Irene Espinosa votó a favor de mantener la tasa en 11.25 por ciento; la gobernadora Rodríguez Ceja y los subgobernadores Galia Borja, Jonathan Heath y Omar Mejía se inclinaron por el ajuste a la baja.

Precisamente en las decisiones de política monetaria es que la Junta considera diversos factores, entre ellos los movimientos de la Reserva Federal; sin embargo, no se siguen mecánicamente y se ha demostrado en el actual ciclo, enfatizó.

“La Reserva Federal mantuvo nuevamente sin cambio su tasa de referencia y nosotros optamos ya por una reducción. Creo que cada banco central toma sus decisiones de acuerdo a las condiciones que prevalezcan en su país. Entonces, en nuestro caso seguiremos pendientes de las decisiones que vaya tomando la Reserva, pero entre muchos otros factores”, concluyó.