Señora Nahle ¿No le parece que llegó la hora de rendir cuentas?

Línea Caliente   Edgar Hernández*

A ver, a ver:

¿No le parece señora Rocío Nahle que ya son muchas las denuncias en torno a su honestidad y fortuna mal habida como para que se haga como que la virgen la mira?

Poco le abona el que siga guardando silencio.

¿Es que de verdad no va a explicar al pueblo bueno sobre el origen de sus millonarias mansiones y las que están por salir a la luz pública?

¿No le parece, señora de Zacatecas que ya son muchos los negocios turbios por explicar?

¡Por favor!

La queremos de gobernadora (de Zacatecas) pero ante explíquenos el origen de la fortuna de la familia ¿es cierto que supera los 3 mil 600 millones de pesos?

¿Por qué no funciona Dos Bocas?

¿Es cierto que su marido tiene sus ahorros en localizados destinos fiscales?

Ya son muchas las quejas, denuncias y revelaciones como para que siga guardando silencio en torno a esa casita de 40 millones en Boca del Río, al igual que la de 12 millones de Tabasco que apenas anoche aseguró el incómodo empresario Arturo Castagné, en demoledor Twiter, compró usted al inicio del gobierno de López Obrador.

La neta díganos, desde luego si quiere que votemos por usted, si sus ahorros del sexenio de la Cuarta Transformación, superan -como dicen las lenguas viperinas- los 3 mil 600 millones.

Entendemos que usted nunca vivió en casa de interés social en la ciudad de México, sino en el Pedregal de San Angel y que el bilioso de su marido José Luis Peña fue el que la pagó de contado con el sudor de su frente y que nunca se robó un quinto ni quiso suicidarse al no comprobar a Pemex sus raterías.

Díganos ¿para qué quiere tantas casas?

Por el honor de su familia nos debe informar en este arranque de su campaña ante 10 mil acarreados ¡Up`s!, perdón, ante millares de fieles simpatizantes y seguidores si es verdad que a su hija que vive en Nuevo León va a recibir como regalo de cumple una diputación plurinominal.

¡Por Dios! díganos de una vez por todas que sus sobrinos no hicieron millonarios negocios aumentando su fortuna 370 veces, sino que fue su abuela la que tenía monedas de oro guardadas en ollas.

¿Verdad que si funciona Dos Bocas y que solo son infundios para desprestigiarla por aquello de que gastó 250 mil millones de pesos en un elefante blanco que no arroja siquiera una flatulencia?

Nos debe dejar muy claro que usted viaja en camión y tren aéreo -tipo Cuitláhuac- y no en 12 Suburban, patrullas, una veintena de escoltas y una ambulancia por si le da el soponcio.

No creemos que sea verdad que usted pone vallas en los mítines -son fotos truqueadas- para que no se le acerque el pueblo bueno del Peje porque en una de esas hasta le pegan la roña.

En este día tan importante del arranque de su campaña debe tapar la boca a todos los chismosos, como Pepe, que la han acusado de sospechoso enriquecimiento.

Ni que sus compadritos, entre ellos el papá de Salma Hayek, se han hecho millonarios al amparo de sus recomendaciones.

Ni que ha beneficiado a los hijos de López Obrador, que ya no tiene mas mansiones escondidas, que es falso que paga 400 pesos de luz, que no usa joyas Cartier ni relojes de los caros, que si se sabe la historia de Veracruz y que es bien simpática.

También debe aclarar que si bien nació en Zacatecas y Cuitláhuac corrigió la Constitución para hacerla gobernadora, siempre estuvo con nosotros recorre y recorre nuestros abandonados pueblos.

Bueno, el punto que si quiere ser gobernadora mas le vale se siente en el banquillo de los acusados para aclarar cuanta madre se le endilga y de una vez por toda nos cuente que hasta su ropa interior es zurcida de tan austera que es.

De lo contrario se la va a ganar Pepe.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo