Suman 22 aspirantes asesinados en las elecciones 2024; nueve militaban en Morena

Los siete partidos políticos con registro nacional han tenido víctimas de la violencia electoral: nueve de estos crímenes se han perpetrado en contra de políticos militantes de Morena; 4 del PAN, 3 de MC, 3 del PRI, 1 del PRD, 1 del PT y 1 del Partido Verde.

Estados con más asesinatos contra candidatos en elecciones 2024

En cuanto a entidades, en Guerrero han ocurrido cinco asesinatos y es el estado con más violencia en este proceso electoral. Le siguen Michoacán, con tres homicidios de aspirantes; Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Chiapas y el Estado de México, con dos casos cada uno; Puebla, Colima, Ciudad de México y Morelos, con un asesinato cada entidad.

Violencia electoral afecta a candidatos a presidencias municipales

Como ocurrió en las elecciones de 2018 y 2021, es el nivel municipal donde se recrudece la violencia. De las 22 personas asesinadas de septiembre de 2023 a la fecha, 18 buscaban una presidencia municipal; una buscaba ser concejal, una pretendía ser candidata al Senado, uno buscaba ser diputado federal y uno más, diputado local.

Estos casos -registrados en su mayoría en notas publicadas en Animal Político– corresponden a personas que efectivamente aspiraban a un cargo en estas elecciones, cotejados con estudios de organizaciones como Data Cívica, y su proyecto Votar entre balas, y Laboratorio Electoral. Aunque en ambas organizaciones también se registran homicidios, amenazas y ataques a políticos en funciones, dirigentes partidistas y otras personas ligadas al proceso electoral, por lo que las cifras pueden variar respecto a esos estudios.

“Es un día muy triste porque ayer asesinaron a la candidata a presidenta municipal de #Celaya, Guanajuato”:

El presidente @lopezobrador_ se pronunció esta mañana sobre el asesinato de la morenista Bertha Gisela Gaytán. pic.twitter.com/g1S2GtTGL2

— Animal Político (@Pajaropolitico) April 2, 2024

Caso por caso de aspirantes a un cargo de elección asesinados

El 11 de octubre de 2023, un mes después del inicio formal y legal el proceso electoral 2023-2024, se registró el asesinato de Wilman Monje Morales, político de Movimiento Ciudadano que aspiraba a la candidatura de su partido para competir por la presidencia municipal de Gutiérrez Zamora, Veracruz.

En segundo asesinato ocurrió al día siguiente en Salvatierra, Guanajuato, donde fue asesinado Alejandro Lanuza Hernández, aspirante del PAN a la presidencia municipal.

El 28 de octubre se registró el asesinato de Miguel Ángel Cruz Robles, quien había declarado su intención de ser candidato de Morena a la presidencia municipal de Villa del Carbón, Estado de México.

El 24 de noviembre, cuando ya habían arrancado las precampañas federales y las locales en la mayor parte del país, fue asesinado Jaime Damaso Solís, panista que aspiraba al ayuntamiento de Zitlala, Guerrero.

Un mes después, el 21 de diciembre, se registró otro homicidio en Guerrero; el del morenista Ricardo Taja Ramírez, quien aspiraba a la candidatura de su partido en el ayuntamiento de Acapulco.

Los casos registrados en 2024

Ya en 2024, la violencia ha venido en aumento; mientras que en tres meses de 2023 ocurrieron cinco homicidios, en tres meses y un día de 2024 han ocurrido 17.

Alfredo Giovanni Lezama Rivera, regidor y aspirante del PAN a la presidencia municipal de Cuautla, Morelos, fue asesinado el 4 de enero; David Rey González Moreno, quien pretendía la alcaldía de Suchiate, Chiapas, el 5 de enero, y ese mismo día, fue ultimado Sergio Hueso, aspirante de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Armería, Colima.

El 11 de enero se registró el homicidio de Miriam Nohemí Ríos, activista del movimiento LGBTTTI, comisionada de Movimiento Ciudadano en Jacona, Michoacán, y quien iba a participar en la planilla de regidoras de MC en el municipio.

Tres días después fue asesinada la activista trans Samantha Fonseca, tras acudir a una visita al Reclusorio Sur, en Xochimilco, Ciudad de México. La morenista había anunciado que buscaría ser candidata al Senado.

Samantha Fonseca.

El 25 de enero ocurrió un doble homicidio en Chilapa Guerrero: el del ex alcalde de Atlixtac, Marcelino Ruiz Esteban -quien pretendía volver a competir por la presidencia municipal-, y su esposa, Guadalupe Guzmán, quien era consejera del PRD en Chilapa.

En los primeros días de febrero se registraron tres homicidios: Jaime Vera, aspirante del Partido Verde a la presidencia municipal de Mascota, Jalisco; Yair Martín Romero, aspirante de Morena a una diputación federal en Ecatepec, Estado de México; Manuel Hernández, aspirante a diputado local por el distrito de Misantla, Veracruz.

El 26 de febrero, en un mismo día, fueron asesinados dos precandidatos a la presidencia municipal de Maravatío, Michoacán: Miguel Ángel Reyes Zavala, de Morena, y Armando Pérez Luna, del PAN.

En marzo también ocurrieron cinco asesinatos: Alfredo González Díaz, aspirante del PT a la presidencia municipal de Atoyac de Álvarez, Guerrero (3 de marzo); Tomás Morales, aspirante de Morena a la alcaldía de Chilapa, Guerrero (13 de marzo); Diego Pérez Méndez, priista que buscaba el ayuntamiento de San Juan Cancuc, Chiapas;Humberto Amezcua Bautista, aspirante del PRI al ayuntamiento de Pihuamo, Jalisco, y Jaime González Pérez, político de Morena que buscaba la presidencia municipal de Acatzingo, Puebla.

El caso del poblano Jaime González Pérez, asesinado el 23 de marzo, fue el primero de un candidato ya registrado como tal, pues los anteriores eran aspirantes o precandidatos.

Finalmente, este lunes 1º de abril fue asesinada la morenista Gisela Gaytán, candidata a la presidencia municipal de Celaya, Guanajuato, quien apenas un día antes había comenzado su campaña. La joven candidata fue atacada minutos después de encabezar un acto de campaña en un mercado municipal.