Le estallan más escándalos millonarios a Rocío

Prosa aprisa  Arturo Reyes Isidoro

Mientras que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez se la pasó ayer todo el día celebrando su cumpleaños, primero en el Palacio de Gobierno y luego en la Casa de Gobierno, con lleno total, y mientras que Manuel Huerta repetía que a él de lo único que lo pueden acusar es de empobrecimiento inexplicable, otros escándalos millonarios le estallaron a Rocío Nahle, precisamente en la víspera de que llegue este martes al norte del estado la candidata presidencial Claudia Sheinbaum.

 

El empresario Arturo Castagné Couturier publicó ayer documentos que muestran cómo siendo secretaria de Energía, entre 2019 y 2023, la zacatecana le otorgó casi 100 concesiones de gasolineras a empresas propiedad de Jesús Rogelio Lemarroy González, exalcalde de Coatzacoalcos y coincidentemente quien le “vendió” el lujoso departamento, con valor comercial de 28 millones de pesos, que con su esposo José Luis Peña tienen en el municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León, conurbado con Monterrey.

 

Las concesiones las otorgó a través de la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Las empresas son Servifácil S.A. de C.V. y Servicio Cúpula, S.A. de C.V. “Llama mi atención en especial que durante los años 2019, 2020 y 2021 la gran mayoría de permisos otorgados para TODO el país fueron para estas dos empresas, ¿algún motivo en especial?”, denunció y preguntó el empresario, quien solicitó a la Fiscalía General de la República y a la Secretaría de la Función Pública que abran una “exhaustiva investigación al respecto”.

 

Aseguró que tiene en su poder todos y cada uno de los permisos, completos, y por lo pronto publicó cuatro carátulas, aunque dijo que puede anexarlas todas.

 

El mismo Castagné se dio a la tarea de investigar cuentas bancarias en paraísos fiscales con montos que superan los 5 millones de dólares, presuntamente a nombre de Rocío y su esposo, que de inmediato ella negó tener. Pero el empresario dijo que luego de investigar comprobó que los bancos que se mencionan sí existen y que: “Será obligación de la @PLD_UIF (Prevención de Lavado de Dinero) UIF (Unidad de Inteligencia Financiera) investigar las cuentas, determinar su veracidad y en su caso solicitar las

sanciones correspondientes. La UIF deberá hacer su trabajo como lo han hecho en casos similares, debemos estar atentos”.

 

Lemarroy, viejo gasolinero, ya tenía 82 estaciones de servicios

 

Jesús Rogelio Lemarroy González es un empresario gasolinero de muchos años, miembro de la familia de ese apellido, ampliamente conocida en Coatzacoalcos.

 

El 13 de mayo de 2019, seis meses después de que Nahle llegó a la Secretaría de Energía, el diario Reforma publicó que solo 27 personas tenían el 17% de las gasolinerías del país, según había revelado el Gobierno Federal. Lemarroy aparecía entonces con 82 concesiones.

 

Según la revelación de Couturier, hoy tiene cubierto prácticamente todo el país con sus estaciones y queda por explicar por qué Rocío Nahle le adjudicó tantas concesiones y a cambio de qué.

 

Sheinbaum vuelve a Veracruz, ¿de nuevo en la “Nahle-camioneta”?

 

El 17 de enero pasado, de visita en el estado, la entonces aspirante morenista a la Presidencia, Claudia Sheinbaum, presumió en un video que viajaba en lo que llamó la “Nahle-camioneta”, el “Nahle-móvil”.

 

“Vamos a subirnos aquí a la ‘Nahle-camioneta’ al ‘Nahle-móvil’. Vamos a nuestro evento en Poza Rica”.

 

El diario Reforma hizo una captura de pantalla de la imagen y la publicó con gran despliegue. Dijo que el vehículo estaba valuado en casi 2 millones de pesos lo que le había valido críticas de la oposición.

 

El influyente periódico hizo eco también al diputado Marlon Ramírez, quien criticó la falta de austeridad porque Sheinbaum y Nahle llegaron custodiadas por al menos otros cinco vehículos tipo suburban.

 

El 4 de marzo, al iniciar su campaña ya como candidata, presentó 100 compromisos que, dijo, contienen los principios con los que gobernará si gana la presidencia. Entre los primeros 10 citó:

 

· Vamos a mantener la austeridad republicana, la disciplina financiera y fiscal. No regresarán los lujos ni privilegios, no habrá avión presidencial, no habrá estado mayor presidencial, y no vamos a recuperar los privilegios del gobierno.

 

¿Era la misma pero ya era otra Claudia Sheinbaum diferente a la de enero? Porque el domingo 17 de marzo vino en campaña al sur del estado y ya no se supo que viajara en la “Nahle-camioneta” y en Coatzacoalcos, donde tiene su residencia, bajó a Rocío del estrado y la envió a la sillería de abajo, además atrás de una valla metálica.

 

El 31 de marzo fue peor. Ni siquiera vino al inicio de su campaña como candidata, en el puerto de Veracruz, pretextando problemas de agenda. Para entonces ya estaba el escándalo por la mansión presuntamente de Rocío valuada en 50 millones de pesos.

 

¿Acaso fue entonces por la obvia molesta que había expresado el propio López Obrador en una conferencia mañanera que dio en Coatzacoalcos el 22 de marzo?

 

“Sí ayuda mucho la austeridad republicana… lo que decía el poeta veracruzano Díaz Mirón: ‘Nadie tiene derecho a lo superfluo mientras exista quienes carecen hasta de lo más indispensable’. No puede haber gobierno rico con pueblo pobre. Y si hablamos de casas, vayan por allá por Veracruz, por el puerto, para que vean lo que son mansiones, allá por Boca del Río…”.

 

Esto último todos lo tomaron como una indirecta a la familia Yunes Linares-Márquez, del PAN, pero a nadie se le ocurrió que en realidad era un mensaje para su pupila, quien para entonces estaba envuelta en el escándalo no por una sino por varias propiedades, dos presuntamente de ella y de su esposo en El Dorado, por el rumbo de Boca del Río.

 

Y es que el 5 de febrero, el mismo Andrés Manuel había presentado una batería de reformas constitucionales, una de las cuales, entre 20, propone convertir en política de Estado la austeridad republicana.

 

Sheinbaum, pues, llega este martes a Pánuco, el miércoles estará en Tantoyuca y el jueves en Álamo y en Papantla, pero en medio de lo que Nahle y sus corifeos no bajan de “guerra sucia” y “montaje de la oposición”, que en realidad no es otra cosa que el reclamo de que la zacatecana transparente el origen de los recursos con los que ha adquirido sus presuntas propiedades, que los señalamientos valúan ya en casi 100 millones de pesos.

 

La candidata presidencial debe venir bien informada, porque el domingo en Comitán, Chiapas, dijo que el INE o el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación deben parar la “guerra sucia” contra Nahle, que no existe, a menos que considere que lo es el reclamo ciudadano para que transparente el origen de sus bienes, sobre los cuales se han hecho públicos múltiples testimonios.

 

En pocas palabras, Sheinbaum deberá dejar muy claro ante los veracruzanos si de veras está por la austeridad o si viene a avalar lo que Andrés Manuel acaba de calificar como “pecado social” habiendo tanta pobreza: que Nahle viva en una mansión de 50 millones de pesos y haga campaña en una camioneta de casi 2 millones. También, si va en serio su combate a la corrupción.

 

De la postura que adopte ante los huastecos y totonacas dependerá que pueda asegurar votos, o bien que Rocío la arrastre a la baja, como está cayendo.