¿TAMBIÉN ACUSARÁ AL FBI DE GUERRA SUCIA?

Desde el Café    Bernardo Gutiérrez Parra

En menos de treinta días, el mundo y todo su cielo se le están viniendo encima a Rocío Nahle que hasta antes del arranque de su campaña se sintió tan protegida y arropada por el presidente López Obrador, que no se preocupó por cuidarse las espaldas.

Eso le puede costar la gubernatura pero además, puede dañar de manera irreversible a Morena en Veracruz, golpear con severidad a Claudia Sheinbaum y hacer añicos el discurso anticorrupción del propio Andrés Manuel.

Y es que aparte de sus propiedades en El Dorado, Tabasco, San Pedro Garza García y Nueva York, que ha negado en más ocasiones de las que Pedro negó a Jesús, el FBI le detectó cuatro cuentas bancarias a su nombre y de su esposo José Luis Peña Peña, en paraísos fiscales de Bahamas y las Islas Vírgenes por más de 5 millones de dólares (arriba de los 91 millones de pesos).

El diario Excélsior dio a conocer ayer la información del FBI donde se detalla el día de la transferencia, la cantidad transferida y los bancos donde están depositados esos millones.

Si las propiedades (que sacó a la luz el empresario Arturo Castagné), suman poco más de 100 millones de pesos y en los paraísos fiscales tiene más de 5 millones de dólares, estamos hablando de casi 200 millones de pesos.

¿De dónde ha salido tanto billete, señora?

Desde que explotó el primer escándalo (la mansión de El Dorado en el puerto de Alvarado) Roció se tiró al suelo, se victimizó y no ha dejado de repetir que le están haciendo guerra sucia. Pero esa es una más de sus falacias.

Sobre este punto reitero lector lo que ya dije anteriormente; de ninguna manera es guerra sucia dar a conocer propiedades de un funcionario público que no empaten con el salario que devenga, como tampoco exigirle a esa persona con presunción de corrupta, que aclare su ostentosa fortuna.

¿Llegará su desfachatez al grado de acusar al FBI de guerra sucia?

En una de esas, chance y sí.

Pero mentir con cinismo tiene sus consecuencias. Mientras Pepe Yunes suma a cientos de veracruzanos para su causa, los que se adhieren a Rocío se cuentan con los dedos de una mano, como los tres alcaldes de Movimiento Ciudadano que le manifestaron públicamente su apoyo “Y a quienes ni siquiera va a recibir”, me dijo un moreno que ha servido con fidelidad a su partido y conoce muy bien a la candidata.

Nahle ignora o pretende ignorar que militantes de su partido de primer nivel en Veracruz y que son mucho más que los tres alcaldes de MC, votarán por Claudia Sheinbaum para la presidencia, pero lo harán por Pepe Yunes para la gubernatura.

¿El motivo? La zacatecana no sólo se ha negado a aceptar sus buenos oficios (varios son reconocidos expertos en asuntos electorales), sino que nomás por sus pistolas los ha maltratado, humillado e incluso los ha amenazado con meterlos a la cárcel después del 2 de junio. “¿Por qué voy a apoyar a una mujer así?”, se preguntan.

Ayer martes después de que explotó la bomba de los 5 millones de dólares, la clase política veracruzana esperaba con expectación la llegada de Claudia Sheinbaum a Pánuco para saber su postura. Pero no hubo nada. “Al parecer fue la misma Claudia la que ordenó que no se tocara ni media palabra del tema, hasta que sea inevitable para Rocío dar una respuesta, lo que sucederá pronto” me dijo una fuente.

Y así fue.

El par de comunicados que llegaron a mi correo dicen que apenas tomó el micrófono, Claudia preguntó a los panuquenses: ¿Cómo se llama la próxima gobernadora de Veracruz? Y al recibir la respuesta que quería escuchar agregó que Rocío es lo mejor que le puede pasar a la entidad.

Y Rocío correspondió: “Desde el distrito uno le digo a nuestra querida candidata que en Veracruz los veracruzanos y veracruzanas ya decidimos porque el 2 de junio vamos a arrasar en las urnas compañeros. Vamos a arrasar en la presidencia, en la gubernatura, en el senado, en la diputación federal y en las diputaciones locales, vamos por el 5 de 5 y vamos a arrasar…”.

Yo no estaría tan seguro.

Quizá Claudia gane la presidencia, pero puede perder en Veracruz como le sucedió a Enrique Peña en 2012.

Y en cuanto a la zacatecana, veo muy poco probable, casi imposible que gané la gubernatura porque para gran parte de los veracruzanos es una corrupta. Y corrupta será en tanto no demuestre lo contrario.

bernardogup@hotmail.com