Pepe, adelante en la percepción ciudadana

CAMALEÓN  Alfredo Bielma Villanueva

Sin embargo, la visita de Sheinbaum no exime a la señora Nahle de aclarar el cúmulo de su patrimonio enriquecido salido a luz pública avalado en documentos, mientras ella solo atina a desmentir la nota y se remite a su declaración patrimonial como funcionaria pública, en menoscabo de haber incurrido en serias omisiones. Pero dando por falaz la información sobre el “inexplicable” y muy súbito crecimiento del patrimonio inmobiliario de Rocío Nahle, la candidata Sheinbaum lo atribuye la “desesperación” de sus adversarios y a continuación lanza flamígero bumerang: “los de la oposición que ya sabemos que son una bola de corruptos…”, ese fue un dardo envenenado cuya carga letal no habrá llegado muy lejos de donde lo lanzó. Y lo de la supuesta desesperación del adversario es autoengaño porque debe estar en conocimiento de consultas de opinión en las cuales su compañera de partido no sale muy favorecida. Pero la candidata Sheinbaum no puede adoptar otra actitud que no sea la de solidarizarse con Nahle porque van en el mismo vagón de tren y Veracruz, el cuarto padrón electoral de México vale más que una misa. En toda esta trama figura de manera central José Yunes Zorrilla, candidato de la Coalición opositora, porque su dinámica político-electoral ha despertado el entusiasmo veracruzano y se le pondera como una opción que garantiza un mejor futuro para Veracruz. Faltan 37 días para el 2 de junio ¿habrá más secretos de Rocío Nahle al descubierto? Mal andan las cosas cuando esa clase de incógnitas sustituye a las propuestas.