El Colver y el Carbonelazo


Al Estilo Mathey  Gustavo Cadena Mathey
  • La palabra empuja… AAL
  • Sumar, no restar, recordó Zamudio

Buen día apreciado lector:

Los buenos políticos de la vieja escuela -lo recordó este viernes en el Colver mi amigo Nicolás García Zamudio, que le dijo Don Manuel Carbonel de la Hoz- decían, que para triunfar en la política, hay que aplicar las matemáticas de manera inteligente y pragmática, siempre multiplicar y sumar, nunca restar y, excepcionalmente, dividir.

Lo digo porque el muy culto, experimentado y bonachón nativo de San Juan Sugar (¿sabrá la tía dónde queda eso?) Alfredo Bielma Villanueva nos recordó el sábado en el Colegio Veracruz, lo que pasó hace 50 años en la víspera de la elección para gobernador del estado en 1974, que favoreció finalmente a Rafael Hernández Ochoa. el llamado “Carbonelazo”.

Las cosas que se hacen bien o algunas que se dicen, siempre vale la pena recordarlas como regla del buen actuar.

Un ejemplo, sobre todo en tiempo electoral, al final de su gobierno, Don Agustín Acosta Lagunes, que por estos días cumplió varios años de fallecido, escribió a este reportero, lo publiqué como su herencia:

“Si la palabra empuja, el ejemplo arrastra. Si un gobernador se construye un palacio, sus colaboradores edifican mansiones, por eso me excedí, tal vez, en la austeridad. Quería que la voz de mi conducta, fuera la guía del orden de mi administración”. Y fue extraordinario y, ese sí, austero y honesto gobernador.

Pero volviendo al tema. El Colegio de Veracruz que bien dirige el Rector Mario Raúl Mijares Sánchez, está organizando un foro de ciencia política, según explicó la gentil Subdirectora Laura Elizabeth Bello Reyes. que este viernes tuvo como tema “50 años del Carbonelazo en Veracruz”, con participación de Alfredo Bielma Villanueva y moderador al siempre competente periodista ex director de Diario de Xalapa, José Valencia Sánchez,

Bielma, que en ese tiempo era secretario particular del gobernador Rafael Murillo Vidal, recordó la inteligente la forma de hacer política de Carbonell de la Hoz en 1974 y dijo que “desde que fue líder juvenil Manuel Carbonell destacó y brilló como político serio, avezado y con mucha experiencia” y también habló lo que la historia detalla de su frustrada aspiración al gobierno estatal.

Al final uno de los nietos, Luis Carbonell de la Hoz manifestó su gratitud y repitió la frase del afamado político, no hay que restar ni dividir, sumar y multiplicar, así es como hay que hacer las cosas en la política y en la vida en general.

Y a propósito de debates, oiga tía, ¿lo cortés no quita lo caliente, por qué no lo saludó?, caray.

Como le digo siempre, tenga el lector una nueva semana de paz y armonía en su hogar. No olvide cuidar el agua y sembrar, sembrar…

gustavocadenamathey@hotmail.com