La OCDE eleva su previsión de crecimiento mundial y baja el de México para 2024

La economía mundial crecerá en 2024 un 3.1%, proyectó este jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que aumentó 0.2 puntos su anterior previsión gracias al dinamismo en Estados Unidos.

La economía mundial crecerá en 2024 un 3.1%, proyectó este jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que aumentó 0.2 puntos su anterior previsión gracias al dinamismo en Estados Unidos.

«Un cauto optimismo ha comenzado a afianzarse en la economía mundial, pese al modesto crecimiento y la persistente sombra de los riesgos geopolíticos», afirma la organización con sede en París en su último informe trimestral.

El documento señala la fuerte disparidad entre países en función de la caída de la inflación, los recortes en los tipos de interés aplicados y la «mayor o menor» necesidad de consolidación fiscal.

Estados Unidos ve su previsión de crecimiento aumentar al 2.6% en 2024, contra un 2.1% proyectado anteriormente. La primera economía mundial registró una expansión del 2.5% el año anterior.

Entre los aspectos positivos, la OCDE apunta al retroceso de la inflación en 2023, que se mantiene en una trayectoria a la baja, «aunque a un ritmo modesto».

El crecimiento chino sigue siendo aún más fuerte y la OCDE eleva su proyección al 4.9% en 2024, frente al 4.7% previsto anteriormente, debido sobre todo a una política fiscal expansiva.

En América Latina, la organización mejora la previsión de Brasil en 0.1 puntos hasta el 1.9% en 2024, gracias a un mayor consumo de los hogares, en cambio el crecimiento de México sería del 2.2%, 0.3 puntos menos que el proyectado tres meses atrás.

La contracción de la economía de Argentina sería del -3.3%, un punto mayor a la proyectada con anterioridad, aunque repuntaría al año siguiente con un crecimiento del 2.7%, 0.1 puntos más que el avanzado anteriormente.

La organización mejora o se mantiene casi sin cambios las previsiones de 2024 para Chile (2.3%), Colombia (1.2%) y Costa Rica (3.6%).

La situación en la zona del euro sería de progresión moderada. El informe proyecta un crecimiento del 0.7%, 0.1 puntos más que el previsto con anterioridad. La organización internacional también espera un repunte del crecimiento al 1.5% en 2025, contra el 1.3% proyectado en febrero, por la recuperación de la demanda interna.

Los aumentos salariales en unos mercados laborales tensos y el aumento de los ingresos reales, en un contexto de caída de la inflación, estimularán el consumo privado», subraya.

En 2024, Alemania, primera economía del euro, registraría una expansión del 0.2%, en lugar del 0.3% proyectado anteriormente. La previsión de Francia progresa en cambio del 0.6% al 0.7%, según el informe.

Italia mantendría su expansión proyectada al 0.7% en 2024, mientras que España crecería con más fuerza al 1.8% (+0.3).

También en Europa, la persistente inflación lastraría el crecimiento de la economía del Reino Unido, que sería del 0.4% en 2024 y del 1% en 2025.

La organización advierte que «las elevadas tensiones geopolíticas, especialmente en el Oriente Medio, podrían perturbar los mercados energéticos y financieros, provocando un repunte de la inflación y frenando el crecimiento».